¿A quién no le ha pasado que al aplaudir todo el brazo se mueve de un lado al otro como si colgara? Es algo muy común pero puede hacernos sentir inseguras ocasionando que queramos esconder nuestros brazos gordos con cierto tipo de blusas, pero lo único que escondes es tu inseguridad, porque tus brazos gordos siguen estando ahí.

Lo mejor es ocuparnos en aquello que no nos gusta y tratar de cambiarlo con disciplina, paciencia y ejercicio. Por eso en esta ocasión te voy a dejar esta rutina para eliminar el exceso de grasa en los brazos y la flacidez.

El equilibrio es la clave

Es importante entender que no podemos perder peso únicamente en una parte del cuerpo. Se necesita una rutina de ejercicios y una dieta adecuada. Además el amor propio (aunque suene un cliché es muy importante para aceptar la transición y el cambio).

ejercicio

Es importante tener una rutina con ejercicios para la tonificación del músculo en el brazo y alimentarse con una dieta adecuada así que si quieres deshacerte del brazo tamalero específico realiza entre 3 o 4 series de cada ejercicio con 8 o 12 repeticiones cada uno.

Conforme vas aumentando la masa muscular, aumenta las repeticiones, porque tu cuerpo, como ya lo he explicado antes se acostumbra y deja de transformarse.

Lagartijas

Con ellas trabajas todo el brazo y además te ayudan a fortalecer los pectorales, abdominales, muslos y espalda baja. Para realizarlos de manera correcta recuerda tener las manos a la altura de los hombros y en ningún momento colgar la cabeza. Debes subir y bajar de manera paralela, sin dejar que la cadera caiga o suba antes que el resto del cuerpo.

Fondos

El blanco de este ejercicio son los tríceps, hombros y pecho. Necesitas un escalalón, banca o silla para realizarlos. Estira tus pies al frente y coloca tus brazos sobre la banca, con los dedos hacia el frente. Con la espalda derecha sube y baja sin mover los pies formando angulos de 90º con tus brazos.

Flexiones de biceps

Como su nombre lo dice el blanco son los bíceps. Puedes hacer las flexiones con una pequeña pesa o con una botella de agua (llena). Sostén la botella con las palmas hacia arriba y realiza flexiones desde tus caderas hasta tus pecho. Procura mantener tu espalda derecha y el abdomen contraído.

círculos con los brazos

No necesitas de ningún equipo y los puedes realizar en cualquier lugar. Ayudan a ejercitar bíceps, tríceps, hombros y espalda alta. Para realizar los extender tus brazos y realizar pequeñas mociones circulares sin mover tus muñecas ni codos, después de 20 círculos repite hacia el otro lado. Si quieres complicarlo un poco utiliza pesas.