Múltiples las opciones para el control de la diabetes

  Los pacientes de diabetes tienen múltiples opciones tecnológicas para manejar su condición y mantenerla bajo control. La Asociación Americana de Diabetes (ADA) evaluó recientemente las alternativas disponibles y ofreció recomendaciones para ayudarles a elegir. Estos instrumentos, concluye la entidad, son más fáciles de utilizar, menos invasivos y ofrecen variedad para poder seleccionar el que mejor funcione para usted.

Uno de ellos, el medidor de glucosa (glucose meter), es para muchos, parte de su vida. Por tal razón es muy importante obtener el correcto, en momentos donde hay más alternativas que nunca, desde los diseños más básicos, hasta los más sofisticados.

Advierte que lo mٔás moderno no necesariamente es lo mejor para todos y resalta varios factores que deben tomarse en cuenta al momento de elegir. Son estos:

Facilidad de uso: Asegúrese que pueda leer los números o escuchar lo que dice el medidor. Recuerdan que algunos de estos aparatos están diseñados para operarlos de forma sencilla y tienen pantallas iluminadas, botones y números más grandes, así como capacidad de audio.

Costo y cubierta de seguros: Estos equipos varían en precio y algunas aseguradoras solo cubren algunos modelos. Comience por cotejar cuales de estos están cubiertos por su seguro.

Extracción de Información: Otro factor a considerar es la forma en que puede extraer la información de su equipo y si puede bajar la misma a una computadora o dispositivo móvil para compartirla vía correo electrónico con su médico.

Flexibilidad: Indican que si usted está cansado de pincharse el dedo, hay otros sistemas que permiten sacar las muestras de sangre de su brazo, su muslo o de la palma de su mano.

Los sistemas de medición continua de glucosa

Para los pacientes de diabetes Tipo-1 o Tipo-2 que deseen un mayor control de su glucosa en sangre, los sistemas de medición continua de glucosa (continuous glucose monitoring -CGM) pueden ser la opción recomendable. Según el parecer de la asociación, este constituye una forma avanzada de verificar la glucosa en tiempo real o para medir la misma dentro de un determinado periodo de tiempo.

Este sistema funciona mediante un sensor adherido a la piel que transmite lecturas a un pequeño aparato grabador que activa una alarma si la glucosa en su sangre sube o baja fuera de los límites establecidos.

Bombas de Insulina

Este sistema puede ser la opción para quienes quieran salir o evitar las inyecciones de insulina.

Se resalta que las bombas de insulina ofrecen la opción al paciente de utilizarla de forma permanente o temporera, como podría ser durante viajes o vacaciones.

En esa dirección afirman que se puede obtener una bomba de insulina, utilizarla, dejar de usarla y volverla a utilizar, sin efectos adversos y de forma adaptable a lo que sea más conveniente para la persona.

Estas bombas, conocidas también como infusor subcutáneo continuo de insulina (ISCI) es un aparato electromecánico adherido también a su cuerpo cuya función es administrar insulina de forma continuada, a lo largo de todo el día, según la tasa basal de la persona con diabetes.

Opera mediante un catéter que termina en una cánula de plástico situada bajo la piel o puede estar adherida a la piel. Lleva una pantalla que ofrece información y un pequeño depósito de insulina. Se programa para administrar pequeñas dosis de insulina de forma continua o para hacerlo cuando surja algún cambio, como podría ocurrir tras el consumo de alimentos. Su funcionamiento imita la producción normal de insulina en el cuerpo.

Para determinar si este es el sistema apropiado para usted se recomienda igualmente cotejar la cubierta de su seguro para este tipo de aparatos. Igualmente debe tomar en cuenta su estilo de vida. Este sistema es apropiado para personas con estilos de vida activos. Son muy útiles también para mujeres que están planificando quedar embarazadas o para personas que sufren frecuentes bajones de azúcar.

Se advierte que el uso de este sistema no significa que el paciente no tendrá que cotejar regularmente sus niveles de glucosa y asegurarse además, periódicamente, que el mismo está funcionando bien.