Aunque los términos pueden resultar muy similares, una se realiza para mejorar aspectos físicos, mientras la otra se emplea en pacientes que tienen anomalías o deformaciones en el cuerpo, conoce más sobre las diferencias entre estas cirugías.

Una cirugía mayor es "todo procedimiento realizado en quirófano que permite la incisión, escisión, manipulación o sutura de un tejido; generalmente requiere anestesia regional o general o sedación profunda para controlar el dolor", así define el término la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cuando se plantean los conceptos de cirugía plástica y cirugía estética, hay una relación y similitud entre ambas, las técnicas quirúrgicas empleadas en estos campos de la cirugía plástica son compartidas, sin embargo, existen diferencias entre ellas.

En el caso de la cirugía plástica, hay una rama denominada reparadora, que trata a pacientes que requieren reconstrucciones, reparación de ciertas estructuras de cobertura y soporte, malformaciones congénitas, y secuelas de procesos adquiridos por traumatismos o tumoraciones, de cualquier zona del cuerpo.

Por otro lado, la cirugía estética abarca los procedimientos en personas sanas y se utiliza para alcanzar un mejor aspecto físico, que puede ir desde el cuerpo, contra los síntomas de envejecimiento o para corregir aquellos rasgos que la evolución fisiológica ha modificado o deformado.

La diferencia entre ambas radica en el tipo de procedimientos que se realizan, la estética trata a pacientes sanos que solicitan la mejora en aspectos del cuerpo, por considerarlas antiestéticas o mejorables. Mientras la plástica puede requerir una intervención luego de traumatismos o enfermedades.

Otra de las diferencias más grandes con el cirujano plástico, es que el médico estético realiza procedimientos estéticos que no necesitan pasar por quirófano. Responde a procedimientos faciales y corporales, inclinados más al rejuvenecimiento facial, disminución de grasa localizada e imperfecciones como la celulitis.

Aumento de cirugías plásticas

Este 2023, la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) publicó los resultados de su encuesta global annual sobre procedimientos estéticos/cosméticos, que reveló un aumento general del 19,3 % en los procedimientos realizados por cirujanos plásticos en 2021 con más de 12,8 millones de procedimientos quirúrgicos y 17,5 millones de procedimientos no quirúrgicos en todo el mundo.

Con relación a los procedimientos estéticos, la liposucción fue el procedimiento quirúrgico cosmético más común en 2021, con más de 1,9 millones y un aumento del 24,8 %, superando al aumento de busto (+3,8 %).

Según el informe, los cinco procedimientos quirúrgicos más populares siguen siendo la liposucción, el aumento de busto, la cirugía de párpados, la rinoplastia y abdominoplastia. Los cinco procedimientos no quirúrgicos principales son la toxina botulínica, el ácido hialurónico, la depilación, el estiramiento de la piel y la reducción de grasa.