Para muchas personas, tomar un baño por las noches es parte de su rutina, ya sea porque lo considera el mejor horario o porque duermen mejor de esta manera, sin embargo, algunos tienen la -mala- costumbre de no secarse el pelo antes de acostarse , pero este es un grave error, por eso hoy te revelaremos que dormir con el cabello mojado tiene serias consecuencias.

No hay nada como un baño relajante, es por eso que todos, al menos alguna vez, hemos corrido de la bañera a la cama para descansar tranquilos o simplemente porque queremos estar frescos en época de calor, pero, aunque esta práctica difícilmente te provocaría un resfriado, puede causar otros problemas de salud y de belleza que debes conocer para no seguir haciéndolo.

Acostarse con el cabello mojado no solo es peligroso para el bienestar y la apariencia de tu melena, también para tu cuero cabelludo y hasta para tus almohadas, cobijas y demás que se exponen a la humedad, así que sigue leyendo para conocer todos los problemas de esta mala práctica y estamos seguros que de ahora en más te tomarás un par de minutos para secar tu pelito.

Hongos, caspa e inflamación: Dormir con el cabello mojado tiene serias consecuencias

Algunos de los problemas más comunes que dormir con el cabello mojado te puede causar son:

- Inflamación del cuero cabelludo

- Caspa

- Enredos y nudos

- Sensibilidad capilar

- Quiebre

- Inflamación del cuero cabelludo

- Bacterias y hongos

- Pérdida de nutrición del cabello

Cuando nuestro cabello está mojado es mucho más débil, por lo que el roce de la almohada y los movimientos al dormir pueden hacer que se quiebre, lo que provoca caída y una apariencia de menos cabello.

Además, el cabello puede absorber la humedad del ambiente, esta característica causa que el agua penetre en la cutícula y aumente su tamaño. “Como consecuencia, las proteínas y componentes del cabello están más sueltos, es decir, no se compactan como cuando está seco y, por tanto, pueden perderse”, explicó el cirujano capilar Antonio Burgos, de acuerdo con el sitio ‘Business Insider’.

Por otra parte, cuando tocamos la almohada y cobijas con el cabello mojado estamos creando un ambiente ideal para la destrucción de bacterias, hongos y gérmenes que pueden causarnos infecciones en el cuero cabelludo, irritaciones, comezón, caspa y hasta mal olor en nuestra cama.

Así que ya lo sabes, si quieres evitar problemas de salud desagradables, afectar la belleza de tu melena y hasta maltratar tus almohadas y fundas, lo mejor será que te seques bien el cabello antes de irte a dormir.