El café no solo es delicioso, también es un gran aliado para la belleza, por ello lo podemos encontrar en varios productos cosméticos para el cuidado de la piel, pues sirve como exfoliante natural, estimula la renovación de las células, además de tener un efecto antiinflamatorio y calmante. Hoy te diremos cómo puedes aprovechar todos sus beneficios para la piel con esta mascarilla casera de café y bicarbonato para decir “adiós” a las arrugas.

Este delicioso ingrediente casero rejuvenece nuestra piel eliminando las líneas de expresión, además de prevenir la aparición de acné gracias a que ayuda a controlar el exceso de grasa en la piel.

El café exfolia, calma, desinflama y controla la grasa de tu piel.

Mascarilla casera de café y bicarbonato

Ingredientes:

    1 cucharadita de café molido

    1 cucharadita de bicarbonato de sodio

    1 cucharada de miel

Paso a paso:

    Mezcla bien todos los ingredientes hasta crear una pasta

    limpia tu rostro

    Aplica la pasta dando un masaje circular desde el centro hacia afuera y de arriba a abajo

    Deja reposar la mascarilla por 15 minutos

    Retiro con agua tibia

    seca e hidrata

Puedes enriquecer tu mascarilla de café, bicarbonato y miel con otros ingredientes

Consejos:

    Si además quieres exfoliar tu rostro puedes agregarle azúcar granulada

    Si tu piel es sensible agrega una cápsula de vitamina E y hojuelas de avena

    Para calmar tu piel también puedes mezclar el café con un poco de yogurt natural