Si has navegado por las redes sociales, seguramente has encontrado un sinfín de productos, mascarillas y tratamientos para la cara y en específico, para quitar los puntos negros de la nariz. Y una de las tendencias que arrasó fue la mascarilla casera que parece que se despega y con ella, salen más rápido los afamados puntitos negros que se alojan en la nariz y en la frente e incluso en el mentón. Por eso, les enseñamos cómo hacer una mascarilla casera para los puntos negros de la nariz y la frente.

Paso 1

Ingredientes:

1 cucharada ded polvo de gelatina sin sabor

2 cucharadas de leche (cualquier leche funciona)

Opcional: 4-6 gotas de aceite de árbol de té

Opcional: ½ cucharada de miel

Paso 2

En un bowl, mezcla una cucharada gelatina en polvo sin sabor con un chorrito de agua y después derrite en el microondas. Agrega las 2 cucharadas de leche y mezcla con una cuchara. Después agrega 4-6 gotas de aceite de árbol de té y ½ cucharada de miel para enriquecer la mascarilla.

El aceite de árbol de té se usa habitualmente para tratar el acné, ya que es antiséptico, anti hongos y actúa como antibacteriano.

Paso 3

Vuelve a entibiar la mezcla, pero prueba en tu mano que no quede demasiado caliente y de inmediato unta en la cara con una brochita o los dedos. Aplica en la nariz para que cuando desprendas la mascarilla, parezca que estás desprendiendo una calcomanía y a ésta se quede pegada la grasa que albergan los puntos negros.

Paso 4

Deja actuar la mascarilla de gelatina durante al menos 30 minutos o hasta que se seque por completo. La mascarilla se sentirá rígida cuando se seque y en ese momento deberás desprender para retirar la suciedad de la cara y la zonas donde la aplicaste.

Después de retirar la mascarilla para puntos negros enjuaga la cara con un jabón neutro espumoso y con uso frecuente, notarás cómo los puntos negros de la nariz y de la zona de la barbilla no vuelven a guardar tanta suciedad.