Si por caminar sin zapatos has sentido los talones agrietados e incluso resecos, te damos una gran solución que es un exfoliante en barra tipo piedra pómez.

De hecho, este exfoliante casero para el cuidado de la piel, es idel para usar en la regadera o un día de spa en casa, porque la combinación de sus ingredientes, es ideal para remover las células muertas y dejar lisa la piel.

Paso 1

Ingredientes para hacer un exfoliante casero tipo piedra pómez:

Cucharada y media de cera de abeja

Cucharada y media de manteca de cacao

1/2 cucharada de aceite de oliva extra virgen o aceite de coco derretido

Tazón de vidrio para baño María

Cucharada y media de piedra pómez en polvo -pueden comprar la pieza completa y rasparla-

Cucharada y media de carbón cosmético

Gotas de aceite esencial de tu aroma favorito

Molde de silicón

atomizador con un poco de alcohol

Paso 2

En un contenedor que soporte calor, coloca la cera de abeja, la manteca de cacao y el aceite que hayas elegido. Deja que derrita a baño María y ve moviendo suavemente para que no queden grumos en la parte inferior del contenedor. La combinación de estos ingredientes será clave para que, además de exfoliar, la piel se hidrate y sin necesidad de untar más crema o incluso sentir asperesas. TE PUEDE INTERESAR: CÓMO HACER UNA CREMA PARA TALONES CON CALLOS

Paso 3

En un tazón aparte, combina la piedra pómez bien molida junto con el carbón de uso cosmético. Estos dos ingredientes son ideales para exfoliar la piel, pero sin causar tanto enrojecimiento como una piedra pómez completa en barra. De hecho, este exfoliante para pies, es ideal para pieles sensibles o que no son tan propensas a las callosidades en los talones.

Paso 4

A ese mismo tazón vierte las ceras derretidas y revuelve muy bien la mezcla hasta que se forme una pastita de buena consistencia. De inmediato pasa el exfoliante para pies a un molde para hielos de silicón o si tienes algún molde para jabón, también funciona. Rocía un poco de alcohol para que no se formen burbujas y deja reposar hasta que se solidifique.

Usa este exfoliante cuando te bañes, puede ser diario o incluso cada tercer día, porque lo que hará es ir removiendo las células y al mismo tiempo suavizará la piel te los talones.

Paso 5

Inlcuso, puedes hacer un dia de spa y tallar los talones con este exfoliante con piedra pómez y envolver en una bolsa de plástico para que con la humedad se suavice más la piel. Después talla con una lima para pies o una esponja para pies, sólo para retirar la piel más reseca y que los pies queden lisos. No olvides que siempre es buena opción hidratar los pies antes de dormir.