Poder hacer tu propio desodorante casero, te ayudará a evitar que las axilas se manchen o incluso tengan irritación con frecuencia por el sudor. Además, al estar hechos con ingredientes de buena calidad, notarás cómo la piel está más suave al tacto e incluso el aroma del sudor va disminuyendo a medida que aplicas el desodorante sólido que les enseñaremos a prepara a continuación.

No olvidemos que la intensidad del olor del sudor depende de varios factores como la genética, el pH y a veces hasta del tipo de alimentación, por lo cual te sugerimos que hagas una prueba de varios días con este desodorante casero.

Paso 1

Ingredientes para hacer un desodorante que ayude a aclarar las axilas:

20 gramos de manteca de karité

20 gramos de aceite de coco

20 gramos de arcilla blanca o arcilla ollin

20 gramos de harina de arroz o fécula de maíz

óxido de zinc -suficiente-

4 cucharadas de bicarbonato de sodio -opcional-

Algunas perlas de cera de abeja

Gotas de aceite esencial de lavanda o árbol de té

1 cápsula de vitamina E

Ollita

Palita de madera

Contenedores de plástico con tapa hermética

Paso 2

Una de las razones por las que las axilas se manchan de oscuro o se tornan color marrón, es por la irritación de los desodorantes y por el constante contacto con el alcohol que contienen algunos de éstos. Por lo tanto, es importante combinar ciertos ingredientes para poder hacer un desodorante para blanquear un poco las axilas, pero que al mismo tiempo se desvanezca el mal olor del sudor y sin tapar las glándulas sudoríparas.

Este desodorante para aclarar las axilas, tiene como ingrediente la arcilla, que ayudará a que la piel vaya recuperando su tono habitual y además, no se adhieran residuos que manchen la piel.

Paso 3

En una ollita a fuego bajo, derrite la manteca de karité, que funcionará cómo base para el desodorante aclarador. Cuando esté fundida, añade el aceite de coco, la arcilla blanca, la harina de arroz -puedes usar fécula de maíz- y revuelve. Cuando los polvos estén lo más incorporados posible, agrega el óxido de zinc, las cucharadas de bicarbonato de sodio y las perlitas de cera de abeja.

El bicarbonato de sodio es el ingrediente clave para que la axila no huela mal o al menos reducirá el aroma a sudor y también evitará que el sudor que quede pegado en la ropa, se impregne y deje malos olores o manchas amarillas en la zona de las axilas.

Paso 4

Al final, cuando obtengas una pastita medio líquida, añade una cápsula de vitamina E, que ayudará a conservar mejor el desodorante y las gotas de aceite esencial. Eso servirá para darle un aroma fresco pero también puedes omitrlo y tener un desodorante aclarador de axilas sin aroma.

Deja que solidifique y al día siguiente podrás usarlo sin problema. También es importante que lo mantengas en un lugar fresco y con tapa, para evitar que se endurezca o se derrita.

Este desodorante contiene óxido de zinc, que es uno de los mejores agentes para reducir el mal olor porque aumenta el pH de la superficie de la piel, por lo cual, también evitará irritaciones si es que lo aplicas después de depilarte.