La idea de que los celos van de la mano con el amor es totalmente errónea. Se puede amar y sentir celos, pero no es frecuente que ambas emociones dependan la una de la otra. Por el contrario, amar de verdad con madurez y generosidad significa brindar bienestar, paz, tranquilidad, equilibrio emocional, valoración, reconocimiento y afecto a la otra persona.

Según el Mag. Edgar Joel Flores, psicoterapeuta y Presidente de la Asociación Peruana de Investigación y Asesoría Psicológica (ASPIAP), las relaciones de pareja contaminadas por los celos se caracterizan por la inseguridad, falta de autoestima e intentos desesperados y condenados de controlar al otro. "A través de la consulta privada, he podido evidenciar que, en los casos de celos extremos, la pareja insegura trae una historia de abandono por algún ser representativo de su familia, lo cual le ha brindado ausencias emocionales y de desprotección", añadió.

"Los celos son comunes en cualquier parte del mundo. Sin embargo, debemos tener en claro que esto se debe a la ausencia de nutrición emocional en las familias. Por ello, más adelante, los seres humanos necesitan altas muestras de afecto, reconocimiento y valoración, las cuales no tuvieron en su hogar", estableció el magister.

¿Por qué los celos no son una muestra de amor?

Los celos son una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio. "Los celos son negativos. Cuando uno ama, no posee, ni controla, no esclaviza a una persona para que esté a su lado, ni mucho menos debo pretender monitorear su vida", enfatizó el Mag. Flores.

Cabe reconocer que quien ejerce el control sobre su pareja a través de los celos sufre al igual que quien lo recibe de forma pasiva. "A pesar de ello, no considero válido el que se tenga que aceptarlos o validarlos como expresión de amor y entrega. Los celos destruyen toda expresión de romanticismo afectivo y de bienestar emocional", añadió el experto.

Del mismo modo, es preciso resaltar que no existe una relación objetiva entre celos e infidelidad. No obstante, sí es conveniente que la pareja del celoso se cuestione a sí mismo sobre el rol o papel que juega en la "situación celotípica" y sobre qué aspectos de sus actitudes y de su conducta estimulan esas tendencias en su pareja celosa.

9 recomendaciones para superar los celos en la pareja

Para finalizar, el especialista enumeró algunas recomendaciones para poder manejar la situación en la pareja:

Reconoce que tienes un problema y observa en qué situaciones más comunes se activan tus celos.

Construye la confianza en ti mismo, analizando tus pensamientos negativos y autodestructivos.

Valora tu vida y tus proyectos personales. Esfuérzate en agradarte a ti mismo antes que a los demás.

No responsabilices a tu pareja de tu propia felicidad como persona. Eso es responsabilidad de uno mismo, de nadie más.

Confía en que puedes enfrentar y asimilar un abandono eventual y real, valiéndote de tus virtudes, competencias personales, habilidades y destrezas en la vida como recursos para avanzar.

Trata de manejar el recuerdo del pasado, dejándolo ir, disfrutando tu presente, tu "aquí y ahora"

Céntrate en lo bueno de tu relación y exprésale a tu pareja qué situaciones, actitudes o comportamientos te hacen sentir el miedo de que fueras a ser abandonado por ella o él.

Tomar los celos como un incentivo para desarrollar aquellas partes de la relación que nos quedan por descubrir o que habíamos descuidado.

Acude a terapia psicológica para trabajar tus temores, tu autoestima y tus historias personales.