(POR: BEATRIZ MENJIVAR).-Más antiguo de lo que imaginamos, de allá por la década de 1930 para ser más exactas, cuando hizo su aparición, por primera vez, esta pieza clásica, que se reinventa en cada temporada. Al contrario de lo que puedas pensar, no está reservada solo para las más jovencitas y arriesgadas, sino para quienes buscan una imagen fresca y divertida, incluso en espacios tan serios como la oficina.

  1. El color clásico es infaltable para combinar con jeans, faldas, shorts o pantalones. Esta en cuello en V, estiliza los hombros y las mangas cortas ajustan la simetría visual, alargando la figura. Ideal para un estilo casual.
  2. Este crop top también funciona muy bien en un total look de oficina, su corte discreto, su manga ¾ y su lazo al cuello facilitan su versatilidad para combinarla con jeans o prendas formales de oficina.
  3. Una prenda tan versátil como hermosa. Este crop top en escote recto y tirantes finos es toda una apuesta perfecta para lograr un look de fiesta. Su tejido combinado en organza con maxiflor le dan ese toque delicado muy favorecedor.
  4. Este top cropped de escote halter, con detalle de lazada al frente permiten una combinación muy estilizada con jeans rectos, talle alto o pata de elefante. El detalle al frente le aporta un toque de delicadeza a la prenda, mientras enmarcan la figura y estilizan los hombros.
  5. Este top de cuello redondo y manga sisa con volantes es todo un guiño a la delicadeza y feminidad. Por su color y tejido, permite combinarse perfectamente con pantalones de tela, generando un estilo fresco y desenfadado, muy lleno de estilo. Su escote y mangas enmarcan los brazos, generando un equilibrio visual de la figura.