Muchos dicen que puedes enfermar, tener problemas del corazón, o experimentar un sinfín de cambios de cambios de ánimo, por el mero hecho de no tener sexo.

Aunque parezca absurdo, hay distintas maneras en las que reaccionamos cuando dejamos de lado este tipo de encuentros.

Por ello, te compartimos una lista con algunos de los efectos que se producen en tu cuerpo debido a la falta de actividad sexual.

Debilidad en los genitales. Se ha comprobado que la falta de sexo trae consecuencias para los genitales tanto de hombres como de mujeres. Ellos quedan expuestos a la disfunción eréctil, porque el coito los protégé contra el desarrollo de la impotencia. Las mujeres corren el riesgo de que la vagina pierda elasticidad, incluso puede producirse atrofia, lo que produce menor sensibilidad y más dolor durante las relaciones.

Sentimos más estrés. Cuando dejamos de tener relaciones sexuales incrementan el estrés y la ansiedad, esto ocurre porque el sexo es un relajante que nos ayuda con el buen humor, practicarlo con mayor frecuencia contribuye a tu bienestar físico y emocional, además de mantener tus niveles de presión arterial estables. 

Mayor riesgo de un ataque cardíaco. El sexo cuida tu corazón, la actividad sexual es considerada como uno de los mejores ejercicios cardiovasculares que podemos practicar, porque reduce el riesgo de padecer un infarto, quienes practican la abstinencia aumentan la posibilidad de sufrir problemas cardiovasculares.

Cáncer. El que ellos dejen de tener relaciones sexuales, se considera un factor de riesgo para desarrollar cáncer de próstata, las investigaciones han confirmado que eyacular frecuentemente, es decir menos de cinco veces por semana, ayuda a prevenir la enfermedad. 

Podrías engordar. Un estudio realizado por la Universidad de Alabama señaló que por cada diez minutos de sexo se queman aproximadamente 40 calorías. Además de que nos ayuda a conseguir un cuerpo más tonificado.