Una pedicura profesional es una experiencia sumamente relajante, casi terapéutica, al salir del salón una se siente renovada. No siempre tenemos el tiempo o el dinero para hacernos una pedicura fuera de casa, por lo que te queremos enseñar estos 6 sencillos pasos para tener los pies como si te hicieras una pedicura con un profesional.

Paso 1

Es importante reunir todas tus herramientas antes de comenzar:

  • Lima electrónica Pedi Perfect
  • Crema hidratante Amopé
  • Corta uñas
  • Tina
  • Dos toallas
  • Piedras de río
  • Agua caliente
  • Removedor de cutícula
  • Acetona
  • Algodón
  • Esmalte

Paso 2

Revisa tus pies. Por medio del tacto localiza las zonas que sientas más maltratadas para trabajar sobre ellas.

Paso 3

Prende tu lima electrónica Pedi Perfect. Comienza a usarla sobre las partes ásperas en las plantas de tus pies, justo como si fuera un rodillo. ¡Notarás la diferencia en menos de tres minutos!

Paso 4

Corta tus uñas. Al realizarte la pedicura, trata de respetar la forma natural de tu uña, buscando que queden un poco cuadradas (evita las formas redondas).

Paso 5

Prepara tu tina. Coloca debajo de tu cuenco una toalla gruesa, para que la tina no se mueva. Dentro de esta, coloca tus piedras de río (con las cuales te vas a dar un sabroso masaje) y posteriormente vierte el agua caliente.

Paso 6

Introduce tus pies en el agua y deslízalos de adelante hacia atrás, usando las piedras para darte un masaje. Mantén tus pies dentro de la tina de 20 a 30 minutos.

Paso 7

Seca tus pies y colócales Crema humectante Amopé (evitando aplicarla en las uñas). Por último, delicadamente retrae tus cutículas con el removedor de cutículas.

Paso 8

Coloca la acetona en el algodón y comienza a retirar las capas de barniz que tenían anteriormente tus uñas. Pinta una capa de tu color favorito y déjala secar por cinco minutos, trata de aplicar (por lo menos) dos capas. ¡Listo! Tus pies bien cuidados y tú libre y segura para mostrarlos.