Utiliza productos exfoliantes. Un exfoliante suave remueve la piel muerta y escamosa de la cara y el cuerpo para evitar manchas y una apariencia opaca. ...

  1. Hidrata la piel. ...
  2. Aplica crema hidratante tras la ducha. ...
  3. Si la crema hidratante no es suficiente, apuesta por el aceite. ...
  4. No te duches con agua caliente.