Entre todos los beneficios del café, podemos mencionar que es un gran exfoliante natural, ya que gracias a los granos de café molidos, puede tener este efecto emoliente sobre la piel.

Además, los exfoliantes caseros hechos a base de café, logran eliminar toxinas y el exceso de grasa de la piel, ya que la cafeína actúa de manera tópica sobre la misma y estimula el flujo sanguíneo, por lo cual también mejora la circulación, desvanece un poco las estrías y elimina las espinillas o puntos negros que tenga la piel. Con este paso a paso aprende cómo hacer un exfoliante casero de café que complementará el cuidado de la piel.

Paso 1

Ingredientes:

Azúcar morena

Café molido

Aceite de coco

Aceite de oliva extra virgen

Aceite de almendras

Tazón grande

Palita de madera

Miel -opcional-

Paso 2

En el bowl vierte una taza de café, puede ser café reciclado o café molido, pero de preferencia que no sea café soluble. A ese mismo recipiente agrega la taza de azúcar morena y mezcla.

El café es rico en antioxidantes, por lo que ayuda a eliminar las toxinas y grasas de la piel, absorbiendo sus nutrientes y dejándola

suave y tersa.

Paso 3

Después añade una o dos cucharadas de aceite de oliva y comienza a revolver para que se vuelva una mezcla con humedad. Después añade una cucharada de miel, que es opcional y en caso de que tengas la piel con tendecia a seca.

Agregar azúcar ayudará a remover las células muertas y no sólo desde una punto físico sino también químico, ya que contiene ácido glicólico, el cual ayuda a desvanecer arrugas y heridas.

Paso 4

Vierte el el aceite de almendras y el aceite de coco y vuelve a mezclar todo con basante fuerza, para que el exfoliante casero quede de buena consistencia. Al ser un exfoliante grasoso, te recomendamos que lo guardes en el refrigerador y únicamente lo saques cuando lo vayas a utilizar.

En caso de que no lo quieras hacer tan grasoso, puedes suplir los aceites, por gel de baño o jabón de baño líquido. Cuando lo apliques, hazlo después de bañarte y cuando enjuagues tu cuerpo, no apliques jabón, únicamente retira la mezcla con agua tibia.