Abril 2 del 2024.-En el palacio municipal de Otumba, habitantes de las comunidades de Buenavista, San Marcos y Ahuatepec se manifestaron en la entrada prendiendo llantas y cartón, para protestar por la falta de apoyo por parte de las autoridades municipales para combatir y sofocar el incendio que se registra desde hace seis días en la parte alta de Xochihuacan y el ejido de Buenavista.

Patricio Vergara Rivas, Comisariado Ejidal de Buenavista, reveló que el fuego ha consumido más de 100 hectáreas en la parte de Otumba, incluyendo zonas arboladas, pastizales, y especies locales como magueyes y nopales.

Vergara Rivas también acusó al alcalde Hilarion Coronel Lemus de no brindar apoyo suficiente, señalando que su visita del pasado jueves fue meramente simbólica y no contribuyó a combatir el incendio en su totalidad.

"El alcalde acudió el jueves y nunca llegó hasta donde estábamos combatiendo el fuego y se quedó al lado del pueblo, se tomó las fotos con su policía, incluso en sus redes informó que ya estaba controlado el fuego cuando no es verdad porque el incendio sigue”, dijo.

Ante la falta de respaldo municipal, los residentes se organizaron y realizaron una manifestación frente a la alcaldía este lunes, utilizando llantas y cartón prendidos como símbolo de su inconformidad.

“Es para que el alcalde perciba el olor a humo que nosotros percibimos diariamente desde hace seis días. Queremos que nos apoye para combatir el fuego porque mejor hemos recibido apoyo de otros municipios como Tezoyuca”, agregó Vergara Rivas.

Durante la protesta, se registraron momentos de tensión cuando un policía municipal intentó apagar el fuego en la entrada del palacio con un extintor, lo que provocó la molestia de los manifestantes.

Los vecinos señalaron que durante la madrugada de hoy cuando ya vieron el enojo de los habitantes por la falta de ayuda, diversas direcciones del ayuntamiento se pusieron a la orden de los comisariados ejidales.

El incendio, que inició el pasado 27 de marzo en el cerro de la papa en los límites de Tlaxcala e Hidalgo, se ha extendido hasta Otumba, afectando gravemente la zona y generando preocupación entre los habitantes afectados.