TIJUANA.- Febrero 25 del 2024.- (EFE).- Artistas de Tijuana pintaron con colores el nuevo muro instalado en la frontera con Estados Unidos para protestar por la renovación de la pared y por la crisis migratoria que se vive en la zona.

Javier Salazar Rojas, conocido como Deported Artist, en coordinación con la organización Amigos del Parque Binacional, fue quien llevó al cabo esta intervención de protesta en el muro, y compartió con la agencia EFE que el propósito es también plasmar las historias de migrantes y deportados, como fue su caso.

“Estamos poniéndole color al muro en esta parte del Parque de la Amistad, porque nos tumbaron (eliminaron) todas las obras de arte y lo que estamos haciendo es una figura que está conformada de borradores que, simbólicamente, está borrando al muro, como una forma de decir que la comunidad está desvaneciendo al muro”, dijo.

El artista se refirió así a la renovación del muro fronterizo que recién concluyó el gobierno de Estados Unidos, encabezado por Joe Biden, en la ciudad de Tijuana, con la que se perdieron las obras, murales y la cantidad de mensajes que a lo largo de los años fueron pintados en este lugar del lado mexicano.

La última pieza renovada del muro cayó el pasado viernes, y para los artistas de la ciudad representó una noción aún más simbólica, pues en esa pieza estaba una de las obras más icónicas titulada “El beso de Trump y Biden”, instalada en marzo del año pasado.

Dicha intervención fue realizada por los artistas mexicanos Chris Cuauhtli y Javier Salazar Rojas para denunciar las restricciones migratorias estadounidenses.

Salazar Rojas agregó que esta idea viene de una concepción generalizada de la comunidad que quisiera que este muro no existiera.

Síguenos en Google News

“Pero ya que está el muro aquí e incluso más grande, pues es nuestra responsabilidad hacerlo un poco más bello de este lado y es un proyecto para toda la comunidad”, dijo.

El artista originario de Tijuana tiene una historia particular pues hace nueve años fue deportado.

DeportadoArtista

Como deportado, el artista Javier Salazar Rojas sufrió todo tipo de adversidades.

Emocionado

Entrevistado mientras trabajaba, Salazar, conocido como Deported Artist, expresó su emoción al plasmar su arte en el muro.

Voz pictórica

“A mí me gusta mucho pintar y ayudar a la comunidad deportada, yo siendo deportado conozco que hay mucha necesidad en Tijuana para los deportados y a través de mi arte trato de darnos una voz y visibilizar las necesidades que tenemos en la ciudad”, dijo.