CIUDAD DEL VATICANO.- Marzo 31 del 2024.- (EFE).- El papa Francisco presidió la misa del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro ante más de 30,000 personas.

El sumo pontífice de la Iglesia católica apareció en buena forma, y tras la ceremonia del domingo saludó en papamóvil a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.

En la plaza de San Pedro, había más de 350 religiosos entre cardenales, obispos y sacerdotes para concelebrar con el obispo de Roma.

El atrio de la basílica apareció decorada con decenas de miles de flores gracias a la aportación de los floristas holandeses y la colaboración de los trabajadores del Servicio de Jardines y Medio Ambiente.

El papa alerta contra los “vientos de la guerra” sobre Europa

El papa Francisco alertó este domingo en su mensaje de Pascua : “No permitamos que los vientos de la guerra soplen cada vez más fuertes sobre Europa y sobre el Mediterráneo“, al evocar los conflictos en Ucrania y en Gaza.

Desde el balcón central de la basílica de San Pedro para la tradicional bendición urbi et orbi del Domingo de Resurrección, el santo padre repasó los conflictos y los males en el mundo y afirmó que Dios “abre las puertas de la vida, esas puertas que cerramos continuamente con las guerras que proliferan en el mundo”.

Papa Francisco: “La guerra es siempre un absurdo y una derrota”

El sumo pontífice de la Iglesia católica, apareció en buena forma y ante más de 60,000 personas congregadas en la plaza, dirigió su pensamiento “a las víctimas de tantos conflictos que están en curso en el mundo, comenzando por los de Israel y Palestina, y en Ucrania”.

“La guerra es siempre un absurdo y una derrota. No permitamos que los vientos de la guerra soplen cada vez más fuertes sobre Europa y sobre el Mediterráneo. Que no se ceda a la lógica de las armas y del rearme“, alertó el papa Francisco.

Y agregó, “la paz no se construye nunca con las armas, sino tendiendo la mano y abriendo el corazón”.