VARSOVIA.- Marzo 31 del 2024.- (EFE).- El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, advirtió de que “estamos en una época de preguerra” en la que Europa tiene que estar preparada para defenderse.

En entrevistado en Varsovia por la alianza de medios europeos Lena, Tusk insta a cumplir el compromiso en la OTAN de dedicar el 2% del producto interior bruto de cada país miembro a defensa y aboga por intensificar la ayuda a Ucrania.

Tusk, que fue primer ministro entre 2007 y 2014 y volvió al poder tras ganar las elecciones de octubre, es figura clave del espacio liberal-conservador que presidió el Consejo Europeo y el Partido Popular Europeo.

“No habíamos vivido una situación así desde 1945. Sé que suena devastador, sobre todo para la gente de la generación más joven, pero tenemos que acostumbrarnos mentalmente a una nueva era. Estamos en una época de preguerra. No exagero. Cada día es más evidente”, dice.

“En el último Consejo Europeo mantuve una interesante discusión con el presidente español, Pedro Sánchez. Nos pidió que dejáramos de utilizar la palabra guerra en las declaraciones. Alegó que la gente no quiere sentirse amenazada de esta manera, que en España suena abstracto. Le respondí que en mi parte de Europa la guerra ya no es una abstracción y que nuestro deber no es discutir, sino actuar y prepararnos para defendernos”, añade.

A su juicio, “nuestra principal tarea debe ser proteger a Ucrania de la invasión rusa y mantener el país como un Estado independiente” y “puede que haya que pensar en la guerra de Ucrania a largo plazo”.

“Queremos ayudar a Ucrania en todo lo que podamos. Pero en el último Consejo Europeo defendí que hay que remodelar la idea del libre comercio con Ucrania. Creo que convencí a Francia, Italia y Austria. Quiero un acuerdo justo con Ucrania al respecto, quiero encontrar un denominador común para los intereses de Ucrania, Polonia y toda la UE”, agrega tras las protestas de agricultores en su país por la entrada de cereal ucraniano más barato.

“Tanto si Joe Biden como Donald Trump ganan las próximas elecciones (en Estados Unidos), es Europa la que tiene que hacer más en materia de defensa. No para conseguir autonomía militar frente a Estados Unidos, ni para crear estructuras paralelas frente a la OTAN, sino para aprovechar mejor nuestro potencial”, alega.

Además, apunta que “seremos un socio más atractivo para Estados Unidos si somos más autosuficientes en materia de defensa”.

“Tenemos que gastar todo lo que podamos para comprar equipos y municiones para Ucrania, porque estamos viviendo el momento más crítico desde el final de la II Guerra Mundial. Si Ucrania pierde, nadie en Europa podrá sentirse seguro”.

 

Dialéctica militarista

En las últimas semanas ha escalado la dialéctica militarista en Europa.

El mes pasado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, señaló que “no hay que excluir” el envío de tropas occidentales a Ucrania para apoyar a este país en su guerra contra Rusia.

El presidente ruso, Vladimir Putin, respondió con una advertencia a los países de Occidente que no envíen tropas a Ucrania. Las consecuencias de tal decisión serían trágicas, afirmó.