Enero 13 del 2022.-Idi, Indonesia.- Una mujer acusada de adulterio recibió 100 latigazos este jueves en la conservadora provincia indonesia de Aceh, donde rige la ley islámica, mientras que su supuesta pareja, un hombre que negó las acusaciones, fue condenado 15 azotes.

Ivan Najjar Alavi, jefe de los fiscales de la región, afirmó que la mujer confesó a los investigadores haber mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Los jueces tuvieron más dificultad en reconocer la culpabilidad del hombre, que era jefe de la Agencia de pesca del Este de Aceh, y también casado, porque negó cualquier comportamiento indebido, según explicó Alavi.

Durante el juicio, no admitió nada y negó todas las acusaciones. Por ello los jueces no podrán probar su culpabilidad", dijo Alavi a la prensa tras el castigo público previsto por la ley islámica para estos casos.

Aceh es la única región de Indonesia, país de mayoría musulmana, en imponer la ley islámica, que castiga el juego, el adulterio, beber alcohol y mantener relaciones homosexuales.

El hombre que negó las sospechas recibió sin embargo un castigo menor y alternativo de 15 latigazos por "mostrar cariño a una mujer que no es su esposa", después de que ambos se encontraron por residentes locales en una plantación de aceite de palma, en 2018 .