Noviembre 23 del 2023.- La Federación Mexicana de Fútbol tendrá que responder ante un eventual sanción que la Concacaf le impondrá debido a la falta del reglamento impuesto hace un par de años tras la aparición del famoso 'Grito Prohibido', pues en el partido de la Selección Mexicana ante Honduras en la Vuelta de los Cuartos de Final de la Nations League se presentó en reiteradas ocasiones.

A pesar de que el sonoro grito se escuchó en el Estadio Azteca y hasta en las transmisiones de televisión se comentó este suceso, el árbitro del partido, Iván Barton, decidió continuar con el cotejo e ignorar el protocolo de la Concacaf, el cual indica parar momentáneamente el partido y se hay reincidencias, dar por terminado el partido.

El sonido local del Azteca trató de 'tapar' el 'Grito Prohibido', pidiendo apoyo con un 'Vamos México' o 'Sí se puede', pero los aficionados del TRI no siempre se 'engancharon' con estas peticiones, infringiendo el reglamento.

De acuerdo al periodista David Medrano, los oficiales de la Concacaf presentes en el partido registraron que el grito apareció hasta en seis ocasiones, esto a pesar de que en las pantallas del Estadio Azteca se colocaron los mensajes protocolarios que pide la FIFA, pidiendo a los aficionados un buen comportamiento.

La fuente asegura que la sanción o castigo para México es segura y solo quedará esperar si esta es solo una multa económica o tendrá alguna consecuencia a nivel deportivo, la cual podría variar desde reducción de puntos.  jugar uno o más partidos a puerta cerrada como local, una DERROTA, EXCLUSIÓN DE UNA COMPETENCIA O DESCENSO DE CATEGORÍA.

¿Qué dice la FIFA al respecto?

Si uno o más seguidores de una federación o un club adoptan la conducta descrita en el apartado 1, podrán imponerse las siguientes medidas disciplinarias a la federación o al club responsible:

  1. a) cuando se trate de la primera infracción, la disputa de un partido con un número limitado de espectadores y una multa de al menos 20 000 CHF;
  2. b) cuando se trate de reincidencias o si las circunstancias del caso lo requieren, medidas disciplinarias como la implementación de un plan de prevención, una multa, la deducción de puntos, la disputa de uno o más partidos a puerta cerrada, la prohibición de jugar en un estadio determinado, una derrota por retirada o renuncia, la exclusión de una competición o el descenso de categoría.