Daniil Medvedev, quinto cabeza de serie, se impuso al número uno del mundo, Jannik Sinner, en una dura batalla a cinco sets para alcanzar las semifinales de Wimbledon por segundo año consecutivo.

Medvedev se impuso por 6-7 (7-9), 6-4, 7-6 (7-4), 2-6 y 6-3 en una pista central cubierta para romper una racha de cinco derrotas consecutivas ante Sinner y vengar su amarga derrota ante el italiano en la final del Abierto de Australia de este año, cuando desperdició una ventaja de dos sets.

Sinner, primer cabeza de serie, ganó el primer parcial en un ajustado "tie-break" tras salvar un punto de set, pero los errores empezaron a aparecer en su juego y, tras perder el segundo set, tuvo que abandonar la pista al principio del tercero tras sentirse aparentemente indispuesto.

A pesar de perder el "tie-break" del tercer set, Sinner se recuperó en el cuarto y llevó el partido a un decisivo quinto parcial.

Sin embargo, Medvedev logró un rápido quiebre de servicio y se mantuvo firme para ganar en cuatro horas.

En la instancia de los cuatro mejores, el ruso se medirá con el ganador del partido entre el español Carlos Alcaraz y el estadunidense Tommy Paul.