23 de Junio 2022.- El piloto tapatío abandonó la carrera del domingo apenas en la vuelta nueve, pero ya entonces sufría de una contractura en el cuello que le ocasionó un choque en las prácticas

Sergio “Checo” Pérez vivió un fin de semana para el olvido con todo lo que le pasó en el Gran Premio de Canadá, a lo que ahora hay que agregarle la lesión que le causó el choque en la clasificación del sábado.

El piloto mexicano de Red Bull confesó que el impacto en la Q2, donde quedó fuera tras no poder girar en una curva, acción que le llevó a terminar con su RB18 sobre una barrera, le causó una lesión que el domingo de la carrera le estaba pasando factura.

Pérez relató a Fox Sports que el impacto le causó una contractura, de la que ya se está recuperando y que espera superar para estar listo cuando llegue el turno de disputar.

“No lo sentí, cuando me subí al coche el domingo me dolía bastante. Estoy recuperándome del cuello, tengo una contractura fuerte por el choque”, explicó el volante de Red Bull.

Eso sí, aseguró que ya trabaja terapias para poder superar el tema y estar listo para la siguiente carrera de la Fórmula 1 en el Gran Premio de Gran Bretaña. “Estoy en terapia de cuello para recuperarme lo más pronto posible y estar listo para Silverstone al 100 por ciento”, añadió el tapatío.