Si bien el automóvil facilita mucho la vida de las personas, también es necesario pensar en el hecho de que puede ser un factor contaminante importante para el medio ambiente; por lo que ahora te diremos qué hacer con el líquido de frenos usado de tu auto.

Cada cierto tiempo es recomendable purgar el depósito con tal de asegurarte de que los frenos continúen funcionando de manera correcta y así deshacerte del aire atrapado y los residuos químicos que ya no sirven.

Aunque eso sí, es muy importante mencionar que este líquido de frenos usado no debe ser tomado a la ligera, y es que es fundamental manipularlo de manera cuidadosa puesto que este además de ser inflamable, también es considerado como tóxico.

Así como sucede con el aceite de cocina, también es importante mencionar que no se debe tirar por ningún motivo en el fregadero, mucho menos en el desagüe o en el suelo, pues esto te pone en peligro a ti, a animales a tu alrededor e incluso llega a contaminar el agua potable.

Toma nota y considera las recomendaciones de los expertos para que sepas qué se debe hacer con este residuo tóxico y muy contaminante.

Aprende a manipular el líquido de frenos usado

Hace un tiempo te compartimos que el aceite de motor se puede utilizar como impermeabilizante, pero ahora toca el turno de aprender qué se puede hacer con el residuo del líquido para los frenos del auto.

- Puedes llevarlo a un centro de recolección de líquidos tóxicos, en estos sitios elaboran combustibles alternativos para otras actividades

Ahora bien, sigue el paso a paso para manipular de la mejor manera este líquido:

    Sella el líquido de frenos en un frasco.

    Busca un centro de reciclaje donde acepten líquidos de frenos.

    Busca en sitios especializados en internet si hay eventos de recolección gratuitos.

    Verifica si en tiendas de autopartes reciben este líquido de frenos usado, muchas veces lo utilizan como aliado en la limpieza.