El gluten es una mezcla de proteínas  que se encuentran en algunos cereales. Y, algunas personas son intolerantes a los alimentos que los contienen.

Investigaciones del North Carolina Department of Agriculture and Consumer Services Food and Drug Protection Division mencionan que: “Los dos tipos de proteína que conforman el gluten se llaman: glutenina y gliadina. El gluten es lo que conforma la estructura de la masa de pan y, se encuentra también presente en la mayoría de los cereales. Sin embargo, no todos los granos contienen gluten; el arroz y el maíz, entre otros, no lo tienen”.

Pero ¿qué es la intolerancia al gluten? Se trata de una mala digestión que algunas personas tienen respecto a los alimentos que contienen gluten, sobre todo harina de trigo, cebada y centeno.

    “La intolerancia no es una reacción alérgica pues no compromete al sistema inmunológico. Se trata de una reacción fisiológica anormal originada por una mala e incompleta digestión de las proteínas del trigo, que causa diversos trastornos intestinales; pero que tampoco debe confundirse con la enfermedad de los celíacos”.

En Larousse Cocina se explica que en ocasiones el gluten es responsable de alteraciones intestinales transitorias o de una intolerancia definitiva, que afecta sobre todo a los niños. El arroz integral, el alforfón, el mijo y la quinoa son cereales que no contienen gluten. Las legumbres y las papas también están libres de gluten.

Pero, no sufras si tienes intolerancia al gluten ya que existen muchos sustitutos para poder hacer pan sin el uso de estos ingredientes.