Si cuentas con un árbol de olivo, entonces eres una persona privilegiada. Es que las aceitunas incluidas en la alimentación de manera habitual, son una excelente fuente de nutrientes con numerosas propiedades beneficiosas para la salud en general.

Tanto las aceitunas verdes como las negras poseen en su composición, vitaminas y minerales, que van saliendo a la luz cuando son elaboradas para su consumo final. Eso, sí: es recomendable enjuagarlas antes de consumirlas debido a que su preparación incluye altos cometidos de sal (y por lo tanto de sodio). Por lo tanto, no es aconsejable comerlas sin antes quitarles la sal para quienes presentan enfermedades como la hipertensión, gota o mala circulación.

Ahora bien. Haciendo esta aclaración, es posible deleitarse con unas buenas aceitunas que brindarán los siguientes beneficios y aportarán números beneficios si suman a la alimentación. Cuentan con vitaminas, hierro, cobre y calcio; todos compuestos que al incluidos en la alimentación, son la pieza clave para llevar una vida saludable. En suma, las aceitunas no pueden faltar de su cuadro de alimentación. Debido a sus beneficios para la salud.

Por ser un antioxidante natural, las aceitunas colaboran a la prevención de afecciones en el corazón, debido a que facilitan la existencia de ácido oleico en el organismo, un componente clave para regular los niveles de colesterol y proteger el colesterol LDL (malo) de la oxidación. La presión arterial, también podría ser regulada si se incluye esta fruta en la dieta.

Además, se ha demostrado que las aceitunas ingeridas de manera habitual ayudarían a fortalecer los huesos. De hecho, en países mediterráneos, donde las aceitunas no faltan en la alimentación, los niveles de osteoporosis (enfermedad que afecta la calidad de los huesos), son más bajas. Algo similar sucede con patologías como el cáncer, donde las estadísticas de incidencia de la enfermedad son más bajas en los países mediterráneos en comparación con los occidentales. Tanto los antioxidantes como el ácido oleico colaboran la prevención de esta enfermedad y de hecho existen estudios científicos donde se concluyó que ambos compuestos interrumpen el ciclo de vida de las células cancerosas mamas, colon y estómago.