Bien dicen por ahí que el estrés es la enfermedad del siglo XXI, que nos ha afectado a todos en algún momento. Ya sea, directa o indirectamente, desde un dolor de cabeza, hasta esas contracturas horribles de las que nuestro cuello ha sido testigo e incluso otras articulaciones, como nuestros brazos, que sentimos tiesos o hasta algunas afecciones gastrointestinales que nos dan debido a los corajes y nervios que pasamos día con día.

Aunque muchos de nosotros ya hemos pasado por episodios algo álgidos debido al estrés, una parte de nuestro cerebro se sintió responsable de no dejarnos morir de esto y posiblemente nos orilló a buscar alguna práctica de meditación, como el yoga, el reiki o cualquier otra cosa que nos relajara para aprender a estar pendientes en el aquí y ahora sin preocuparnos por el pasado o por lo que viene mañana o en un futuro cercano o lejano.

Y una vez que aprendiste a decir 'Ohm', seguramente te sentiste aliviada y al tiempo comenzaste a sentir la necesidad de alimentarte únicamente de aquello que te hacía sentir muy bien, mucho más saludable y encima de todo, ligera y con menos vulnerabilidad de ser arrastrada al lado oscuro por el coraje y ganas de mentar progenitoras por doquier. Por ello ya a estas alturas del control de la ira, seguramente tienes una cuidada selección de bebidas y comida.

Por eso, hoy nos acordamos de ti y decidimos compartir contigo nada más y nada menos que una rica receta para que puedas preparar una infusión que resulta bien relajante, en caso de que alguien o algo te desalinee esos chakras que ya habías acomodado antes. Se trata de nada más y nada menos que de un rico té de naranja. Sí, así como lo ves. Aunque sabemos que la naranja es una de las frutas más energizantes que hay, su infusión puede funcionar exactamente para lo contrario.

Las hojas de naranjo, desde la antigüedad se han usado para calmar el dolor de estómago, los nervios y el dolor de cabeza, de acuerdo con la Biblioteca de Medicina Tradicional Mexicana de la UNAM, por lo que hoy no nos da miedo decir, que esta infusión también sirve para relajar el cuerpo, combatir el insomnio, disminuir la acidez y equilibrar el pH digestivo, que reduce la formación de ácidos.

De acuerdo con el documento, en los estados de Puebla y Tlaxcala, las flores de naranjo se combinan con con flor de tila y de manita, la parte aérea del toronjil blanco y las ramas con hojas de hinojo. "Debe endulzarse con miel de abeja; se toma tres veces al día durante ocho días", pero en este caso, sólo te daremos la receta sencilla y para que aproveches la cáscara de naranja que sirve para ello de igual manera, así que no te alteres y mejor ponte ¡manos a la obra!

Ingredientes

  • 300 ml de agua.
  • 4 trozos de cáscara de naranja.
  • Canela a gusto.
  • Endulzante a gusto.

¿Cómo se prepara?

  1. Pon a hervir el agua y agrega las cáscara de naranja.
  2. Deja que se prepare la infusión por cinco minutos.
  3. Retira del fuego.
  4. Agrega canela y tu edulcorante de confianza.
  5. Sirve y disfruta.