Los hurones son criaturas muy tiernas, divertidas e interesantes, sin embargo, si no conoces mucho sobre ellos y acabas de hacerte de uno como mascota te puedes llevar la sorpresa de que son criaturas muy mordelonas, pero no te preocupes, esto tiene una razón y también hay modo de entrenarlos, hoy te contamos por qué los hurones muerden y cómo evitarlo.

¿Por qué muerden los hurones?

Están equipados con una piel muy dura que los hace casi inmunes al dolor de estas mordeduras, pero si tus mascotas te dan un mordisquito claro que vas a sentir sus pequeños y afilados colmillitos.

Juegos

Estos animalitos son muy juguetones, pero les gusta “jugar pesado”, desde que son bebés su entretenimiento e interacción está basada en peleas y mordidas, así que no te lo tomes personal si tu mascota quiere convivir contigo así.

Jerarquía

Además, son criaturas de costumbres jerárquicas, es decir, dejan muy en claro quién manda y quién es el alfa, y esta naturaleza la aplican en todos sus comportamientos, aún en el juego.

Frustración

Quizá puedas encerrar un rato a tu hurón para transportarlo al veterinario u otras circunstancias muy específicas, pero no son mascotas para tenerlas encerradas, necesitan jugar, explorar, pasear y socializar. Si no atendemos responsablemente sus necesidades adoptarán un carácter agresivo y ten por seguro que te van a morder.

Miedo

Como cualquier otra criatura, los hurones que tienen miedo porque se encuentran en un entorno desconocido o una situación en la que creen de riesgo van a morder.

Posibles “presas”

Estos animalitos no ven muy bien, pero tienen un olfato maravilloso, así que si acabas de tocar a otro animal quizá intentará morderte pensando que es una “presa”. Recuerda que son criaturas carnívoras y está en su naturaleza.

Si les quitas sus objetos robados

Al igual que los mapaches, un hurón roba cosas y las guarda en sus escondites, si tú le quitas sus objetos ellos se enojarán y te morderán. Es algo entre tierno y aterrador…

Para protegerte

Si tu mascota crea un vínculo muy fuerte contigo, así como si fuera un perrito, tratará de protegerte, incluso de las personas desconocidas que se aproximen a ti.

Cómo evitar que muerdan

Lo primero que debes considerar es que es un animal, no tienes porqué ponerte agresivo con él ni faltarle al respeto, son criaturas que no están hechas para ser vendidas en una tienda de mascotas, tienen una naturaleza salvaje y al adquirir uno entiendes la clase de comportamiento que puede llegar a desarrollar, así que debes ser muy paciente.

Hay que poner reglas y límites, y en algunos casos hasta castigos menores, como:

Soplarle en la nariz

Esta técnica también aplica para otros roedores, además de resultarles incómodo, no los lastima y entienden como una orden lo que no debería haber hecho.

Darle cariño

Haz que se sienta tranquilo y en confianza, que te tenga respeto y te sienta como uno más de la familia, así si te muerde, al menos será jugando y no para defenderse o por temor.

Regañarlo al momento

Si vas a darle un regaño por una acción no esperes a que pase el tiempo, tiene que ser de inmediato, y eso aplica con otros animales. Repite frases o palabras como “no”, “eso no”, para ganar autoridad y su respeto.

Pequeños golpecitos en su nariz

Si está mordiendo algo de forma muy intensa y no para aún con los regaños, unos toquecitos en su nariz son muy eficaces.

No le tengas miedo

Estos tiernos animalitos también son muy inteligentes, pueden detectar si les tienes miedo y usarlo a su favor.