Tener el sistema inmunológico fortalecido es vital en estas época. Sobre todo, porque nuestros abuelitos o padres ya están vacunados contra la Covid-19, pero el resto de amigos, familiares o incluso nosotros mismos, no. 

Por tanto, mientras nos llega el turno de ser inmunizados ante el nuevo virus, lo mejor que podemos hacer es cuidarnos muchísimo y alimentándonos sanamente. Esto último lo logramos bebiendo y comiendo alimentos nutritivos como frutas y verduras, pero hay algunos frutos milenarios que nos ayudan a lograrlo más rápido.

Quizá comer algo saludable sea más sencillo que beber los líquidos adecuados. En primera, porque en muchos hogares de México se estila el refresco como el rey de la mesa o el agua preparada con saborizantes artificiales, que poco a poco ha ido desplazando a las deliciosas aguas de fruta. Sin embargo, hay algo a lo que la industrialización todavía no llega o al menos no hemos aceptado del todo: los jugos y los licuados para el desayuno.

Esto es una gran ventaja para tu cuerpo, pues te permite empezar el día decentemente y con una buena dosis de vitaminas,  proteínas y minerales, frecuentemente con las frutas y verduras de temporada, o con otras que se producen durante todo el año, como el nopal y el xoconostle, dos frutos mexicanos con mención honorífica a la hora de brindarnos nutrientes. Ambos crecen al norte del país.

¿Qué es el xoconostle?

El xoconostle es una cactácea conocida como nopalera, que produce un fruto parecido a la tuna, pero de color rojo, con un sabor ácido, de piel suave y comestible. Abunda principalmente en los estados de Coahuila, Zacatecas, Jalisco, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo y el Estado de México. A veces puede resultar un poco amargo y por eso, muchos prefieren usarlo en recetas con más ingredientes y no consumirlo solo. Por ello, es bastante común  encontrarlo en salsas, jugos, aguas frescas, mermeladas, licores, moles o guisados con carne de cerdo.

Comer xoconostle es casi garantía de mejora para nuestro sistema digestivo, gracias a la fibra soluble que contiene. Además aporta gran cantidad de vitamina C incluso más que la manzana y la mandarina, por lo que te protege de enfermedades respiratorias y con la vitamina A que nos brinda, contribuye a la producción de glóbulos blancos. Es una buena fuente de antioxidantes que protegen las células de los radicales libres.

Combinar xoconostle con nopal es un gran acierto, pues los nutrientes que ambos contienen hacen que nuestro sistema inmune quede lo más parecido posible a Thanos, ya que el nopal, también contiene fibra soluble, que nos ayuda a mejorar la digestión, a bajar de peso y al igual que el primer fruto, contiene vitamina A, C, magnesio, sodio, potasio y hierro, que sirven para mantenernos alejados de las infecciones y con una buena salud ósea,también.

Por eso, hoy traemos para ti esta deliciosa receta de un licuado de xoconostle con nopal, que te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico para que no te enfermes seguido. ¡Toma nota!

Ingredientes

4 xoconostles

2 nopales chicos

1 taza de agua

¿Cómo se prepara?

- Pasa por el extractor de jugos los xoconostles y los nopales.

- Añade el agua y mezcla muy bien.