Los precios de la canasta básica han logrado lo que ningún científico: Hacer que el pollo, las vacas y cerdos vuelen, pero debido a los costos a los que se encuentran en el mercado, porque cada día están más caros. Sin embargo, afortunadamente siempre hay soluciones, como cambiar un poco nuestra alimentación, que además tiende a volverse más saludable, así que puedes darle un respiro a tu cuerpo.

La verdad es que comer saludablemente implica limitar un poco la ingesta de carne roja y priorizar los vegetales y pescados. Sin embargo, aunque al principio puede sonarte como una dieta que no te llena, la realidad es que ya que le agarras amor y aceptas el nuevo estilo de vida, pues empiezas a ver esos nuevos colores, porque comprendes que hay más maneras de comer de las que te imaginas.

Por eso, hoy decidimos compartir contigo nada más y nada menos que una receta para cocinar unas ricas albóndigas de atún, una opción económica y saludable que seguro te sacará del apuro, porque el atún es una carne que se puede conseguir con facilidad y combina muy bien con otras verduras, como la zanahoria, espinacas o prácticamente lo que tú quieras. Por esa razón, hoy te diremos cómo puedes cocinarla.

¿Qué son las albóndigas?

En realidad, las albóndigas son una preparación popular culinaria, propia de diferentes gastronomías del mundo. Consiste en varias bolas pequeñas de carne picada, que se mezcla con diferentes condimentos, de acuerdo con el lugar y cocinada frita, cocida o guisada según la receta. Normalmente, la carne puede ser de pollo, cerdo, ternera, etcétera. Entre los condimentos habituales, son de perejil, cebolla, pan viejo, comino y huevo.

Aunque las albóndigas de pescado no son tan comunes, sí que pueden ser una auténtica delicia. Incluso actualmente hay recetas para hacer la versión vegetariana del platillo. La palabra española, proviene del idioma árabe al-búnduqah, que en sentido literal significa ‘avellana’, y en sentido figurado se usa como ‘bola’, ‘bolita’, ‘cosa pequeña y redonda’. Las bolitas de carne existen desde épocas inmemoriales, por lo que determinar un origen preciso o un creador con nombre y apellidos es prácticamente imposible.

En México se preparan alternativamente con carne molida de res o cerdo y generalmente cocinadas con caldo de tomate y varios tipos de pimientos picantes (chile), y se acompañan de arroz cocido y frijoles.  Pero esta receta con atún, se realizará con el pescado que se picará en una procesadora de alimentos, ya que fresco puede moldearse mucho mejor y combinarse con todos los ingredientes. Así que ¡toma nota!

Ingredientes

2 lomos de atún

1/2 huevo batido

700 ml. de caldo de pescado

1 cebolla

1 cucharada de pan rallado (o harina de avena)

1/2 ajo

1 cucharadita de pimentón

1 hoja de laurel

Perejil fresco

¿Cómo se prepara?

  1. Una vez procesados los lomos de atún en la procesadora de alimentos, mezcla con el huevo batido, el perejil fresco, el ajo muy picadito, el pan rallado, la sal y la pimienta
  2. Cuando tengas una textura jugosa pero compacta empieza a hacer las albóndigas o bolitas.
  3. Cuando tengas las bolitas hechas las colocas en el sartén con aceite virgen extra hasta que estén doradas por todas las caras. Cuando estén hechas, reserva.
  4. Para la salsa, dora en una cazuela con aceite virgen extra un poco de cebolla muy picadita con una pizca de sal.
  5. Cuando empiece a estar transparente podemos añadir el pimentón. Es importante remover rápido para que el pimentón se integre con la cebolla y no se queme.
  6. Ahora añades una hoja de laurel y el caldo de pescado, cocina la salsa a fuego medio durante 10 minutos.
  7. Si quieres espesar la salsa puedes ponerle una cucharadita de harina, que en este caso era de espelta integral. Es importante cocinar bien la salsa en este punto y que en fuego esté medio alto.
  8. Añade ahora las albóndigas a la salsa, tapa y cocina cinco minutos más a fuego bajo para que se terminen de hacer.
  9. Espolvoreamos un poco de perejil fresco picado.

¡Listo!