Sin duda, el sueño de muchísimas personas es poder comprar su propia casa, sin embargo, para la gran mayoría de mexicanos no es algo que se pueda hacer de u día para el otro, normalmente se recurre al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), pero, con la gran variedad laboral en nuestro país, no todos pueden acceder a uno de estos créditos, pero no te preocupes, hoy te diremos cuáles son tus opciones para comprar una casa si no tienes Infonavit.

El Infonavit es una institución que tiene como función dar créditos hipotecarios y para reparar, construir o ampliar viviendas, este organismo público tiene la participación de los trabajadores, las empresas y el gobierno, sin embargo, para acceder a esto es necesario estar registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y ser un trabajador formal.

Los trabajadores formales, en conjunto con su empresa y el gobierno, generan un ahorro para que puedan comprar una casa, pero no todos los mexicanos tienen las mismas condiciones laborales o prestaciones de ley, pero sí hay opciones para que cumplan su sueño de tener su propio hogar, sin importar que no cuentan con el respaldo de este instituto.

Estas son tus opciones para comprar una casa si no tienes Infonavit

Autofinanciamiento

Esta opción consiste en depositar en el banco cierta cantidad de dinero con la finalidad de demostrar que se tiene la capacidad de pagar. Este ejercicio se realiza durante dos años y, al final de este tiempo, ese dinero ahorrado se utiliza para pagar el enganche.

Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles)

Los Sofoles son entidades financieras autorizadas por la Secretaría de Hacienda, las cuales otorgan créditos para comprar, construir o remodelar viviendas, igual que lo hace el Infonavit. Su ventaja es que no necesitas comprobar ingresos, su desventaja es que tienen una tasa de interés alta.

Sofom

Las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofom) son entidades no bancarias que se dedican a dar financiamientos de acuerdo con las necesidades de las personas. Permiten que cada usuario pueda elegir el plazo del pago que más le convenga, cómo se usará dicho crédito en su vivienda y son más flexibles al dar los créditos.

Aunque no son bancos, sí tienen tasas de interés fijas y variables y ofrecen montos mínimos de 100 mil pesos y máximos de hasta 10 millones de pesos con plazos que van desde los 5 hasta los 25 años.

Sociedad Hipotecaria Federal (SHF)

Se trata de una banca de gobierno que impulsa el desarrollo del mercado primario y secundario de vivienda, por medio de instrumentos financieros dedicados a la construcción, adquisición y mejora de la vivienda.

Si quieres o necesitas remodelar o ampliar tu casa el crédito puede ser de hasta 70 mil pesos, en un plazo de hasta 36 meses con tasa de interés fija, eso sí, necesitas comprobar el destino de dicho crédito.