Lo mejor de hacer esta gelatina es que no necesitas de muchos ingredientes y elaborarla es súper fácil. Tampoco requiere de horno o estufa, y el único electrodoméstico del que echaremos mano será de una licuadora, que nos ayudará a integrar todos los elementos. Para elaborarla necesitas de cuatro ingredientes principales, un poco de agua pura y aceite vegetal, mezclarlos y dejar refrigerando para que se solidifique.

Para decorar esta gelatina de yogur te aconsejamos hacer una mermelada casera, en mi caso me gusta hacerla muy rápida con una taza de frutos rojos (que casi siempre tengo congelados) y media taza de miel de abeja, muele en la licuadora y agrega si quieres un chorrito de jugo de limón. Ya sea que la sirvas sobre toda la gelatina y la dejes en una salsera para servir al gusto y agregar unos frutos rojos frescos para darle un color intenso y llamativo a tu postre

Gelatina de yogur

Ingredientes:

- 1 L de yogur natural sin azúcar

- 375 gramos de leche condensada

- 1 taza de crema para batir

- 1/2 taza de agua fría

- 28 gramos de grenetina

- Aceite vegetal

Procedimiento:

  1. En un bowl sirve el agua fría y agrega la grenetina en polvo en forma de lluvia, mezcla y deja reposar por unos 10 minutos.
  2. Empapa una servilleta con aceite vegetal y pásalo por las paredes de tu molde, de forma que quede bien engrasado de todos lados.
  3. Sirve en la licuadora la mitad del yogur natural, la leche condensada y la crema para batir, muele hasta integrar.
  4. Ya hidratada y solidificada la grenetina, mete al horno de microondas en intervalos de 10 a 15 segundos hasta que se derrita.
  5. Una vez que esté líquida la grenetina, toma 3 cucharadas de le mezcla de yogur y añádela agitando para integrar, esto servirá para atemperar y que no se haga grumos.
  6. Vuelve a licuar la mezcla de yogur, destapa y agrega poco a poco la grenetina, de la misma forma termina de integrar el resto del yogur natural.
  7. Vierte la mezcla en el molde engrasado, tapa y mete al refrigerador por al menos 4 horas o durante toda la noche.
  8. Una vez que se ha solidificado, desmolda con cuidado, puedes decorar con una mermelada casera o frutos rojos para darle más color, y ¡a disfrutar!