En los últimos años son cada vez más personas las que eligen volver a lo natural para el cuidado de su piel y su salud, pues las maravillosas propiedades que nos pueden dar las frutas, las verduras, frutos secos, raíces, hierbas y hasta el agua son incomparables, pero hay un producto que solo habíamos aprovechado por su sabor y para bajar de peso, pero no por sus beneficios para nuestro cutis, es por eso que hoy te diremos cómo usar el té de piña para suavizar, aclarar la piel y desvanecer arrugas.

Las arrugas en el rostro son la cosa más normal del mundo y por lo que todos vamos a pasar a medida que vayamos envejeciendo, sin embargo, hay formas de retrasar o suavizar su aparición, primero que nada, con buenos hábitos como una alimentación balanceada, tomar suficiente agua y protegernos de los rayos UV, pero también podemos recurrir a ayudaditas de productos como cremas, serums o mascarillas para mantener un cutis suave, terso, hidratado y libre de líneas de expresión.

La piña ayuda a eliminar la grasa corporal, es antiinflamatoria, contrarresta el dolor en las articulaciones, fortalece el sistema inmunológico, previene los coágulos sanguíneos, es rica en fibra y baja en calorías, contribuye a un buen funcionamiento del hígado, nivela la glucosa en la sangre y combate la anemia. Contiene vitamina A, B, C y ácido fólico, además de minerales como manganeso, zinc, hierro, magnesio y yodo que tienen una acción antioxidante, es un diurético natural, favorece la cicatrización de la piel y la hace más elástica y brillante.

Como verás, esta deliciosa fruta es una maravilla para nuestra salud, pero también para nuestra belleza, pues sus vitaminas A y C son esenciales para la piel, además, el retinol es capaz de regenerar las células y generar colágeno, mientras que la vitamina C elimina las manchas del cutis y ayuda a desaparecer arruguitas.

Cómo usar el té de piña para suavizar, aclarar la piel y desvanecer arrugas

Ingredientes:

- ½ taza de agua

- 2 hojas de laural

- 2 bolsitas de té de piña

- 1 cucharada de vainilla

- 1 clara de huevo

- 1 cucharada de harina

Paso a paso:

    En una olla pon a hervir el agua, las hojas de laurel y el té de piña.

    Deja por 10 minutos hasta que se haga una infusión.

    Retira del fuego y cuela la mezcla.

    Agrégale la harina y mezcla bien hasta que esté tibia.

    Agrégale la clara de huevo y la vainilla.

    Mezcla muy bien.

    Lava tu rostro y aplica la mascarilla dando suaves masajes.

    Deja actuar de 15 a 20 minutos.

    Enjuaga con abundante agua fría.