El mal olor se puede impregnar en tus trastes, pero también el olor y el sabor a chile. El problema está en que hasta tu bizcocho de chocolate va a picar. Por eso este hack para el hogar es para ti: cómo quitar el sabor a chile de las ollas.

Y aunque no es tan terrible que algunos de tus alimentos tengan ese toque picoso, estás también contaminando tus platillos. Así que vale la pena hacer un lavado profundo de tus trastes.

Aunque todas queremos ollas brillantes, desinfectar la batería de la cocina es clave para que la comida esté más buena. Los sabores y olores de los ingredientes no se van a mezclar.

El vinagre blanco es el protagonista de este hack que va a evitarrte un mal rato. Puedes comprarlo o hacerlo en casa y tu cartera te lo va a agradecer. Sirve como abrillantador, desinfectante y desengrasante.

Lo que necesitas:

1 taza de vinagre blanco

Agua caliente según la capacidad de tu olla

Procedimiento:

Primero, agrega agua caliente a ¾ de la capacidad de tu olla. Y, enseguida, vierte también 1 taza de vinagre blanco. Colócala sobre la estufa, calienta hasta que hierva. Finalmente, retira el contenido de la olla.

Lava como lo hacer ahora y notarás la diferencia. Y si tus ollas son de peltre, lava con agua caliente y no uses fibras, cepillos ni ningún otro material abrasivo.

Además, toma en cuenta que los expertos recomiendan que las ollas y cacerolas se renueven cada año y medios o dos años. Una olla o sartén viejos, sobre todo cuando son de teflón, ya temperaturas demasiado altas podrían resultar dañinos para la salud.

Cuida de cada inversión en tu hogar con una buena limpieza regular.