Todo lavabo tiene un cespol, y eso es simplemente ese tubo en forma de U que no se ve, pero que almacena toda la suciedad e incluso agua estancada. De hecho, al estar en forma de U, la parte baja suele ser el perfecto estanque para que se quede el agua y después huela mal. Así que, si te ha pasado que cuando te cepillas los dientes percibes un olor fétido o como a caño, seguramente necesitas limpiar el cespol o hasta cambiarlo.

Paso 1

El cespol de cada baño puede ser de distintos materiales, pero la forma casi siempre será la misma y esta es en forma de U, o como una herradura. Lo interesante es que sea cual sea la forma, estará dentras del lavabo o del mueble del lavabo del baño, donde difícilmente se verá. Por eso, les explicamos cómo limpiarla sin necesidad de retirarla o sin necesidad de cambiar toda la pieza.

Paso 2

Lo primero que tienen que hacer es conseguir un limpia pipas o un gancho de metal y doblarlo a forma de que puedan introducirlo en el cespol o drenaje del lavabo. Para este primer paso de la limpieza del baño, les recomendamos que rodeen esa pieza con un paño viejito o hasta un cachito de tela y la introduzcan en el orificio del lavabo. Esto sirve para retirar la mugre pegada en las paredes, el exceso de cabellos pegados y atorados y hasta los residuos de jabón o pasta dental.

Paso 3

Intenten meter el gancho o el limpiapipas lo más abajo posible, para que llegue a la parte más baja del cespol y así puedan remover lo que esté pegado y causando mal olor. Intenten mover en forma circular porque en caso de que exista algún tapón de mugre, así podrpan desprenderlo. Si es necesario, retiren el objeto limpiador y repitan el proceso las veces necesarias.

Si su lavamanos tiene una especie de coladera de metral, no la podrán remover, pero sí podrán introducir el limpiapipas forrado con alguna tela.

Paso 4

Para finalizar y quitar el mal olor del lavabo del baño, ya sólo deberán agregar 1/2 litro de agua hirviendo, una taza de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Esto hará una reacción efervescente, pero que ayudará a despegar la mugre restante. Después agreguen agua fría para terminar de enjuagar y si perciben un aroma a caño, lo mejor será que repitan este proceso con las mismas cantidades.

Paso 5

NOTA: Una excelente forma de mantener en buen estado el cespol del lavabo del baño, es con un mantenimiento casero para el cual sólo tendrás que agregar varias cucharadas de bicarbonato de sodio y verter vinagre, para dejar actuar toda la noche. Esto ayuda porque así durante toda la noche, esa mezcla trabajará y al día siguiente simplemente necesitarás enjuagar con agua caliente y listo.