Los anillos son mucho más que un accesorio, revelan tu personalidad y elevan cualquier look. Pero sirven de poco cuando tu dedo comienza a verse de un tono verdoso. Estos son los anillos que te dejan los dedos verdes y cómo evitarlo.

Esto sucede porque el anillo está creado con materiales de baja calidad que, cuando entran contacto con la piel y con el agua (con la que te lavas las manos o tu propio sudor) desprenden pequeñas piezas de metal que manchan tus dedos.

Por ejemplo, si tus anillos ponen tus dedos verdes no son de plata. Son varias las pruebas que puedes hacer para comprobar la autenticidad de metales como la plata y el oro.

¿Qué anillos manchan?

Un metal puro no tendría por qué manchar tus dedos. Podrían oscurecerse solo tras exponerse a largos periodos de sol, de luz artificial, de agua de mar o de productos abrasivos, pero no pigmentar la piel.

Puedes notar una decoloración verde en tu dedo al usar un anillo hecho de cobre. Es antiestético y, además, podría causar sarpullido con picazón u otra reacción de sensibilidad al metal.

La reacción también suele manifestarse cuando se trata de anillos de plata esterlina y enchapado para joyas económicas. Y también con las joyas de níquel, un metal que causa desde decoloración hasta inflamación.

Quítate los anillos antes de bañarte o nadar y mantén al jabón, las lociones y otros productos químicos alejados de tu anillo. Cuida tu joyería, sin importar si es o no de fantasía.

Y para evitar que manche tus dedos, hay varias opciones:

Con barniz de uñas. Puedes aplicar una capa de esmalte de uñas transparente en el interior del anillo justo cuando lo compres, dejar secar y listo. También es perfecto para las personas que tienen alergia al material.

Aplica desodorante. Aplica desodorante sobre la zona del dedo que cubre el anillo, pues cuando el sudor se mezcla con las aleaciones metálicas deja al anillo y a tu dedo con ese color verdoso.

Llévalos a galvanizar. Se trata de un proceso que solo puede llevar a cabo un joyero, pero vale la pena. La aplicación de una capa de rodio de imitación puede evitar que la piel esté expuesta al metal directamente.

No volverás a lidiar con esa mancha verde antiestética en tus dedos.