Una cañería tapada es un problema muy común en cualquier hogar, puede ocurrir en cualquier parte de la casa, pero no siempre es sencillo de solucionar, casi siempre recurrimos a productos tóxicos que venden en el supermercado o la jarciería, o llamamos directamente a un experto, pero no tienes por qué poner en riesgo tu salud y la calidad de tus tuberías, pues hoy te diremos cómo destapar el drenaje del baño o cocina con sal.

Los productos que comúnmente se usan para destapar la ducha, el fregadero del baño o la tarja, suelen ser muy agresivos, tanto, que, si se usan constantemente y de forma descuidada pueden llegar a dañar el drenaje, además, inhalar sus vapores es algo negativo y potencialmente peligroso, pero lo podemos sustituir por artículos que todos tenemos en casa, que son económicos, naturales, y no dañan ni el ambiente ni a ti.

Así que, si quieres que el agua se vaya perfectamente de nuevo, corre a tu alacena, pues no creerás lo sencillo que es tener una cañería en perfecto estado.

Cómo destapar el drenaje del baño o cocina con sal

Tip 1

Materiales:

1 litro de agua

1 taza de sal

Paso a paso:

    Pon a hervir agua en una olla.

    Añade una taza de sal y disuélvela.

    Vierte tu solución hirviendo en la cañería que quieras destapar.

Tip 2 (para situaciones más complicadas)

Materiales:

1 taza de sal

1 taza de bicarbonato de sodio

1 taza de vinagre blanco

Agua

Paso a paso:

    Pon a hervir un litro de agua.

    Añade el vinagre blanco al agua.

    En un recipiente mezcla la sal y el bicarbonato.

    Agrega los ingredientes secos a los líquidos.

    Mezcla perfectamente hasta disolver.

    Vierte la mezcla hirviendo en la cañería que quieres destapar.