Hace unos días me reuní con una amigas y como buena anfitriona, quise sorprenderlas con una bebida refrescante, deliciosa y dulce, pero sin llegar a empalagar su paladar, porque no sería lo más divertido. Ante esto, me puse a buscar algunas ideas de bebidas refrescantes, mismas que, pro si acaso, podrían combinarse con algún elemento más divertido como el alcohol, pero sin excederse, una tarde tranqui.

Luego de una extensa búsqueda, me quede pensando por un momento y finalmente se me vino a la cabeza el clásico de las famosas sodas italianas. La famosa soda italiana, que si bien todo mundo pensaría que es originaria de Italia por su nombre, en realidad se trata de una bebida que nace en el país vecino Estados Unidos y, aunque suene raro, en realidad si fue creada por italianos, por lo que podríamos decir que sí es Italiana, ¿cierto?.

Rinaldo y Ezilda Torre, fueron los fundadores de la compañía San Francisco Torani y sería en 1925 cuando lanzarían su refresco italiano el cual cobró gran popularidad en el estado y más tarde comenzó a esparcirse por todo el país, siendo recreada por una infinidad de personas, algunas de ellas muy parecidas a la original. Para esta bebida sólo necesitas tres ingredientes que son: agua carbonatada, jarabe de fruta natural y hielo. En cuanto los graves existen muchas versiones y justamente por ello el día de hoy te traemos una versión de frambuesa, la cual estamos seguros te encantará en la cual podrás combinar con tu licor favorito.

Soda italiana de frambuesa

Ingredientes

- 2 tzas de frambuesas

- 1 tza de jarabe de azúcar

- Agua mineral

Preparación

  1. Lavar perfectamente las frambuesas
  2. Llevaremos a la licuadora las frambuesas y el jarabe. Dejamos hasta obtener una consistencia homogénea.
  3. Pasaremos por un colador.
  4. Llevaremos a una botella de vidrio y pasaremos al refrigerador.
  5. Sirve y agrega el agua mineral con el hielo y listo.

¡Disfruta!