La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es una enfermedad crónica de causa desconocida en la que se produce inflamación del colon y/o intestino delgado y que se presenta en forma de brotes. Engloba dos entidades, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Suele afectar a personas jóvenes, de entre 20 y 30 años, aunque también se diagnostica en personas de edad más avanzada.

Colitis ulcerosa. Esta afección causa inflamación y llagas (úlceras) en el recubrimiento del intestino grueso (colon) y el recto.

Enfermedad de Crohn. Este tipo de enfermedad inflamatoria intestinal se caracteriza por la inflamación del recubrimiento del tracto digestivo, generalmente sus capas más profundas. La enfermedad de Crohn afecta con mayor frecuencia al intestino delgado. Sin embargo, también puede afectar al intestino grueso y, en raras ocasiones, al tracto gastrointestinal superior.

Síntomas

Diarrea

Fatiga

Dolor y cólicos abdominales

Presencia de sangre en las heces

Disminución del apetito

Pérdida de peso involuntaria

Causas

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad intestinal inflamatoria. Antes, se sospechaba que la dieta y el estrés eran la causa. Sin embargo, en la actualidad los médicos saben que estos factores pueden agravar los síntomas, pero no causan la enfermedad intestinal inflamatoria.

Una posible causa es el mal funcionamiento del sistema inmunitario. Cuando el sistema inmunitario intenta combatir una bacteria o un virus invasor, se produce una respuesta inmunitaria atípica que hace que el sistema inmunitario también ataque las células del tracto digestivo.

Algunas mutaciones genéticas se han asociado con la enfermedad intestinal inflamatoria. El factor hereditario también parece incidir, ya que la enfermedad intestinal inflamatoria es más frecuente en personas con antecedentes familiares de esta enfermedad. Sin embargo, la mayoría de las personas con enfermedad intestinal inflamatoria no tienen antecedentes familiares.