Beber agua o cualquier cosa refrescante, es prácticamente un acto reflejo que todos tenemos durante la primavera, pues el calor nos consume poco a poco y por ello nos da muchísima sed. Por esta razón, nosotros no podemos dejar de beber algo, porque nadie quiere deshidratarse y vivir las consecuencias, que son sumamente molestas, pero justo por eso es que las tratamos de evitar, para que no nos vaya tan mal.

La deshidratación es un malestar que ocurre cuando usas u pierdes más líquido del que ingieres y  tu cuerpo no tiene suficiente agua y otros fluidos para llevar a cabo sus funciones normales, de acuerdo con Mayo Clinic, un portal médico especializado, que además asegura que cuando no repones los fluidos perdidos, te podrás deshidratar. Esta afección no está únicamente ligada con la edad, pues le puede pasar a cualquiera.

Esto quiere decir, que además de los días soleados, muy calurosos y secos, hay enfermedades menores como las infecciones que afectan los pulmones o la vejiga, pueden provocar deshidratación en adultos. Pero también los niños o personas mayores podrían sufrir deshidratación si no toman la cantidad de agua suficientes en días calurosos, sobre todo si realizan actividad física intensa. Afortunadamente esto se puede prevenir con una buena ingesta de líquidos.

¿Por qué es buena la limonada o agua de limón para hidratar el cuerpo?

Por eso, hoy decidimos compartir contigo una receta para que elabores en la comodidad de tu casa una rica limonada, pero no cualquiera, sino una con un nuevo y ligero twist: Con sabor a maracuyá. ¿Alguna vez lo habías imaginado? La verdad es que la combinación es deliciosa y si ya amabas esta bebida, sin duda alguna querrás beberla cada vez que tengas la posibilidad, porque además puede hidratarte cañón.

Algunos nutriólogos suelen recomendar agua con limón para corregir problemas de hidratación, porque es una combinación ideal para hidratar el cuerpo, gracias a las propiedades que aporta el cítrico al cuerpo, como la reposición de sales y los minerales perdidos, pues es una fruta que contiene vitamina C, K y E, más minerales como el hierro, calcio, yodo, magnesio, sodio, potasio, fósforo y hasta zinc, por lo que ingerirlo para hidratarte, puede llevarte a buen término.

Sin embargo, después de tomar tantas veces limonada o agua de limón, es posible que te llegues a cansar del mismo sabor y por eso en la receta que hoy compartiremos contigo le pondremos un toquecito diferente que es: Jarabe de maracuyá, sólo para contrastar el saborcito ácido del limón. Si bien esta fruta no es 100 % dulce, sí lo es más que el limón y por eso le va muy bien a esta bebida, que seguro te transportará a un lugar muy feliz, así que ¡manos a la obra!

Ingredientes

- 350 g de azúcar 2 litros (aprox.) de agua a temperatura ambiente

- 350 ml de zumo de limón

- 2 cucharadas de jarabe con sabor maracuyá

- 100 g de piña confitada, en trozos

¿Cómo se prepara?

- En un bol grande apto para microondas, mezclar el azúcar y 250 mililitros de agua.

- Mete en el microondas a potencia alta durante 1 minuto, remover y volver a meterlo 1 minuto más.

- Tapa el jarabe y mételo en el frigorífico hasta que se enfríe, unas 2 horas.

- Una vez frío, añade el zumo de limón, el resto del agua y el saborizante de  maracuyá

- Mete en la heladera y mezcla durante unos 15 minutos o hasta que tenga consistencia de granizado.

- Reparte en vasos y decorar con la piña confitada.

- Guarda la limonada sobrante para helar otro día o beberla sin granizar.

- Puedes guardar en una jarra en el frigorífico hasta 5 días.