El jengibre es considerado como un superalimento, pues es ideal para proteger al organismo y prevenir enfermedades, además es el preferido de muchas personas ya que tiene un sabor delicioso que lo hace de lo más agradable para el paladar; claro que no es lo único por lo que destaca, ya que es muy conocido entre la población por ser ideal para bajar de peso en poco tiempo. Pues esta planta ayuda a eliminar esos kilos de más e incluso a quemar grasa.

Aunque existen muchas formas de consumirlo, ya sea en especias, alimentos o jugos, una de las más efectivas para perder peso es preparar el jengibre en agua, una bebida que además es perfecta para esta temporada de calor, pues ayuda a que las personas se refresquen tras beberlo. Es por ello que en esta ocasión te compartimos la receta con la que lucirás una figura perfecta en poco tiempo.

Sin embargo, como en cada ocasión, hemos de advertir que antes de realizar un cambio en la dieta se debe consultar a un profesional de la salud, pues existen algunas contraindicaciones sobre esta planta, especialmente en embarazadas y personas que amamantan, pacientes con afecciones cardíacas, diabetes y cálculos biliares.

Así debes preparar agua de jengibre para bajar de peso

Lo mejor de esta bebida es que es muy fácil y rápida de preparar, además de muy barata ya que sólo se necesitan tres ingredientes que seguramente tienes en tu alacena, por lo que no te supondrán un gasto extra. Para ello sólo necesitas litro y medio de agua pura, un jengibre y dos limones.

  1. Toma tu jengibre y ráyalo hasta obtener al menos cinco cucharadas.
  2. Pon a hervir el agua y cuando esté en su punto máximo de ebullición agrega el jengibre rayado; coloca una tapa, baja el fuego y deja hervir por otros 10 minutos.
  3. Extrae el jugo de los dos limones y agrégalo al preparado antes de taparlo.
  4. Retira el agua del fuego y déjala enfriar; posteriormente vacíala en una jarra o botella.
  5. Sirve con un poco de hielo y puedes beberla.

El truco que debes conocer para comprobar los resultados de esta agua de jengibre es que la debes beber todas las mañanas en ayunas y esperar media hora para desayunar. Asimismo, es fundamental que no agregue ningún endulzante para que los resultados sean más efectivos. Por otro lado, lo ideal es tomarla recién hecha, aunque se puede dejar reposar durante la noche si por la mañana no tienes tiempo de prepararla.