Hay comportamientos que, independientemente de que se consientan en mayor o menor medida, son signos seguros de que la relación no está yendo por el mejor de los caminos.

Puede que tarde más o menos, pero no hay pareja que sobreviva a una serie de mentiras constantes, a la desconfianza o a faltas de respeto por ejemplo.

Aunque pueden existir muchas parejas que caen en un círculo tóxico muy típico entre quienes no han establecido límites desde el principio. Existen otros comportamientos capaces de arruinar una relación, te mencionamos 5 de ellos.

Manipulación

Este es un comportamiento muy peligroso y de los peores que se pueden presentar en una relación de pareja. Muchas veces la persona manipulada no es capaz de expresar cómo se siente por miedo a las consecuencias que su acto puede conllevar.

Las personas manipuladoras pueden utilizar frases y acciones para hacer sentir culpable a su pareja, trasladando la responsabilidad del momento que la pareja está atravesando y deslindandose de sus actos.

Ante esta situación es importante tener a personas de confianza que puedan aportar un punto de  vista objetivo del panorama.

Falta de comunicación

 No se trata de hablar por hablar, se trata de saber expresarse, comunicarse y escuchar al otro. Exponer los hechos de forma clara para que tu pareja entienda y empatice con la situación y como receptor estar abierto a intentar comprender lo que tu pareja está explicando.

No dar valor a tu pareja

 No se trata de estar todo el día adulando a tu pareja, sino de cuidar su autoestima, seleccionar las palabras con las que nos comunicamos así como el tono.

Cuidar su autoestima quiere decir que le des la importancia que merece con acciones simples como priorizando su compañía a la hora de hacer planes o respetando cuando habla, no interrumpir y tomar en cuenta sus ideas así como su opinión.

Si algo de lo que dice no te gusta o no estás de acuerdo, fácilmente puedes rebatir, pero siempre desde el respeto, no haciendo burla de ello o ignorándolo/a.

 

Falta de iniciativa

 Si eres de las personas que simplemente se deja llevar por lo que su pareja diga, por los planes que propone y no hace nada más al respecto, podrías experimentar en cualquier momento el cansancio de tu pareja.

Este tipo de dejadez provoca tarde o temprano el rechazo de la otra persona, especialmente si se trata de alguien muy activo, Tener iniciativa puede ayudar a que la pareja no se estanque en una situación aburrida y monótona.

Falta de afecto

 Muchos dicen que sin sexo las relaciones empeoran. Pero no es sólo el sexo lo que importa. Es una forma obvia de demostrar afecto, pero hay muchas otras que se subestiman y se relacionan de manera similar.

Desde aspectos físicos como abrazos y caricias hasta aspectos verbales que no se limitan a decir "te quiero": una llamada para ver cómo está o un mensaje cariñoso antes de dormir es una señal de afecto que mantiene la llama de la relación encendida.