Aunque el invierno empieza hasta el 21 de diciembre, ya bajaron las temperaturas y las ganas de acurrucarse en casa no hacen más que aumentar. Así que es hora de preparar bebidas calientes y ver una buena película. Si no te gusta el chocolate ni el café, tenemos otras opciones.

Y es que tomando bebidas calientes conseguiremos que nuestra temperatura corporal incremente y con ello, la sudoración. Aunque no acabará del todo con el frío de nuestro cuerpo, ayuda y mucho.

Además, contribuyen a eliminar toxinas, facilitan los movimientos intestinales, a perder peso y a combatir el estrés y la ansiedad, sobre todo cuando se trata de una buena infusión de cedrón.

Claro que nuestra primera recomendación siempre es el café, pues es una buena fuente de antioxidantes y si se bebe del modo correcto, mejora la productividad. Sin embargo, hay quienes lo consideran una bebida altamente estimulante y con efectos secundarios indeseados.

Por eso, hay más opciones cuando se trata de riquísimas bebidas calientes:

Café de cereales. Entre sus ingredientes suelen encontrarse el centeno, malta, cebada y achicoria. Además, se comercializa en formato soluble y solo hay que mezclarlo con agua caliente o leche vegetal. No contiene cafeína y no altera la mucosa gástrica.

Té matcha. Es una gran fuente de antioxidantes, desintoxica el cuerpo y ayuda en la prevención y tratamiento contra el cáncer. Es mucho más que una bebida, es un superalimento.

Cacao puro. Nada que ver con el chocolate en barra que compras en el supermercado, el cacao puro y sin azúcares añadidos. Es la materia prima del chocolate, es más que nutritivo y delicioso.

Atole de amaranto. Puedes degustarlo con canela y piloncillo. Es ideal en caso de anemias y desnutrición, pero también para el antojo de algo calientito por las mañanas.

Té de menta. Es súper aromático, muy rico y perfecto para mejorar la digestión. Va muy bien después de la comida o cena y, por si fuera poco, sirve para prevenir y aliviar la congestión nasal o pulmonar.

Prepara una de estas bebidas (o todas), ¿con cuál vas a empezar?