Cuando hacemos la limpieza del hogar una de las áreas que más nos pueden llegar a costar trabajo es la cocina debido a que está expuesta a muchos residuos de comida, basuritas y grasa, y todo eso puede brincar hasta las hermosas cortinas que adornan la ventana de este espacio, y toda su belleza se ve opacada por esas manchas que parecen casi imposibles de quitar, por eso hoy te traemos 4 trucos caseros para lavar tus cortinas de la cocina y quitarles la grasa.

No todos apuestan por las cortinas en la cocina, pues si bien es súper necesaria una ventana en esta zona, una cortina podría adornar de forma increíble, pero el temor a que se nos ensucie está siempre presente y es muy real, pues la tela puede llegar a absorber mugre y malos olores, pero hay maneras muy sencillas de dejarlas como nuevas y sin tener que recurrir a productos tóxicos o corrosivos que pudieran comprometer su calidad y hasta los colores.

Si quieres quitarle el cochambre, las manchas y los aromas desagradables a tus cortinitas, no te puedes perder estos sencillos consejos.

4 trucos caseros para lavar tus cortinas de la cocina y quitarles la grasa

Vinagre

Antes de lavarlas, ya sea en la lavadora o a mano, ponlas a remojar en una cubeta con agua tibia, un poco de jabón para la ropa un chorrito de vinagre. El vinagre no solo eliminará la grasa, también te ayuda a mantener los colores.

Levadura

Después de lavarlas y antes de tenderlas, haz una mezcla de agua con levadura en polvo en una cubeta y déjalas en remojo. Después enjuaga como normalmente lo haces. La levadura es un producto natural que dejará tus cortinas blancas impecables.

Bicarbonato

Para manchas muy difíciles puedes tallarlas con una pastita hecha de bicarbonato con un poco de agua o si son blancas y quieres eliminar manchas profundas puedes hacer una mezcla de bicarbonato con agua oxigenada y tallar directamente las manchas.

Azúcar

Mete las cortinas en la lavadora en delicado y con agua tibia, agrega jabón y tres cucharadas soperas de azúcar blanca. Luego enjuaga con la levadura como en el paso anterior, ponlas a secar y listo, las cortinas blancas quedarán como nuevas.