CÓMO LAVAR TOALLAS FEMENINAS DE TELA O PADS DE TELA

Una de las mejores medidas para cuidar el medio ambiente y en general el cuerpo, las mujeres están eligiendo las toallas femeninas de tela. Aunque hacerlas puede resultar sencillo, mantenerlas en buen estado requiere cierta atención, ya que saber cómo lavar toallas femeninas de tela o pads de tela, requiere una atención diferente al resto de las prendas. Por eso, te damos los mejores tips para saber cómo lavar toallas femeninas y mantenerlas en buen estado.

1

Lava lo más pronto posible

Sabemos que el uso de estos pads de tela son precisamente como protección en caso de que uses la copa menstrual, pero también son ideales para el uso en los días de menstruación. Por lo que te recomendamos que intentes cambiar el pad con frecuencia para evitar que la sangre se impregne por completo. Puedes cargar contigo una bolsa hermética con un poco de agua y jabón y dejarla ahí para que se haga un remojo previo al lavado.

2

Lava con jabones adecuados

Te recomendamos que no uses jabones con químicos extra o con promesas de blanqueamiento. Lo ideal es usar janones libres de fosfatos y suavizantes, ya que de esta forma, esos químicos harán que la sangre se impregne más e incluso guarde aromas. También puedes usar jabones neutros de pasta, para tallar directo sobre la mancha.

3

Deja remojar

En caso de que no hayas podido lavar tus pads antes de que la sangre estuviera seca por completo, te recomendamos poner en remojo en agua FRÍA. Nunca en agua caliente, ya que el calor hará que el olor se impregne y la mancha también. De hecho, puedes reutilizar el agua de ese remojo (si es que no usaste jabón) para regar plantas exteriores o pasto.

4

No uses cloro o lejía

Sabemos que lavar toallas femeninas de tela puede ser un gran reto e incluso laborioso, pero puedes hacerlo más sencillo utilizando productos adecuados que las mantengan en buen estado. Por ejemplo, suple el cloro o la lejía, por agua oxigenada. También puedes hacer una mezcla de jabón en pasta, bicarbonato y dejar en el sol por unas horas. Después, talla con un cubito de hielo y estarán perfectas.