CÓMO LAVAR LA ROPA BLANCA PARA QUE NO SE PONGA AMARILLA

Seguramente te ha pasado que por más que lavas la ropa blanca, se llega a poner amarilla u opaca y es que muchas veces el detalle está en que se mezcla con otros colores o con otras texturas y al final, termina con un poco de color en ciertas zonas. Además, eso es un poco más común cuando la tela es poliéster o algodón, por lo tanto, es importante que siempre laves la ropa totalmente separada y de vez en cuando hagas un lavado más profundo, eso ayudará a mantener la tela en mejor estado y siempre blanca.

Paso 1

Separa: Aunque no lo creas, una de las razones principales por las cuales la ropa blanca se pone amarilla o se "percude" es porque comienza a pigmentarse con el color que desprenden otras telas. No importa si son claras, o tonos claros, al final es colorante. Por lo tanto, siempre lava la ropa totalmente blanca sola.

Paso 2

Vinagre y bicarbonato: Sabemos que estos dos ingredientes son claves para retirar manchas de cualquier tipo de ropa, por eso intenta hacer un remojo cada determinado tiempo, en una mezcla con cuatro cucharadas completas de bicarbonato y dos tazas de vinagre y deja que repose. De esa forma la tela tendrá un proceso como de limpieza profunda.

Paso 3

Agua oxigenada: Si ya has probado algunas técnicas para evitar que la ropa blanca se ponga amarilla, lo que puedes hacer es agregar un poco de agua oxigenada en el agua para el lavado y agregar jabón normal para que se blanquee o al menos no se percuda la tela.

Paso 4

Usa Bórax: Si bien el bórax es un material que debe usarse con mucho cuidado, puedes aplicarlo directamente en cuellos y puños, para evitar que esas zonas de la ropa blanca se ponga amarillenta. Simplmente remoja la zona y espolvorea un poco de bórax para que haga el efecto para desmanchar.