Por qué los niños en Japón, siempre obedecen a sus padres? Este es su secreto

¿Existe otra razón para admirar a los japoneses? Sí, el comportamiento de sus hijos es íntegro y está basado en el cuidado y determinación de los padres. Ahora sabemos que los niños de Japón siempre obedecen a las figuras de autoridad, son amables y casi perfectos pero te contaremos las razones.

Desde su nacimiento el trato que brindan los padres es lo más importante porque es una de las primeras etapas en las que adquieren herramientas y habilidades para la vida próxima. ¿Cuál es el secreto de la crianza japonesa?, ¿será difícil educarlos bien o tan sólo es cuestión de educarlos de una manera distinta? Aquí las razones:

El secreto de los padres japoneses:

Armonía y apego

Desde que llegan al mundo son educados para comportarse como adultos y aunque aún dependen de sus padres, la relación se complementa con su madurez.

Adiós al individualismo

Los padres no permiten que los niños hagan su voluntad a partir de las relaciones que tienen, fomentan una actitud de madurez sin berrinches.

Apego a la madre

La relación íntima que tienen los niños con la madre es fundamental para su crecimiento en la cultura japonesa. Existe una conexión con la madre durante los primeros años de su vida y eso dará pie a la confianza que tendrán después de los cuatro años. No suelen crecer con otros miembros de la familia, la mamá es única.

Confucionismo

Esta creencia filosófica busca educar a los pequeños teniendo como base la bondad y a partir de ella sentimiento  fomentar paz, confianza e integridad en su entorno.

Sugerencia

Los padres japoneses jamás regañan o le pegan a sus hijos, utilizan el método de la persuasión y sugerencia. En lugar de confrontarlos hacen que el pequeño piense en cómo puede mejorar la situación a partir de una sugerencia.

Di no al castigo

El castigo es una de las prácticas más occidentales que conocemos y ahora es momento de cambiar. Los padres japoneses jamás castigan a sus hijos de manera arbitraria; buscan resolver a partir de sentimientos y no acciones deliberadas.

Comprensión y amor

¿Qué otra cosa necesitan los niños más que sentirse verdaderamente amados y queridos? La relación que se basa en armonía, amor y cariño puede generar cambios positivos. Los japoneses hacen todo para que sus hijos se sientan comprendidos y amados la mayor parte de su infancia.