*Herbert Diess se va el 1 de septiembre; llega Oliver Blume de Porsche /

(Por Raúl Torres Salmerón)

La noticia tomó por sorpresa a mucha gente. Herbert Diess abandonará su puesto de responsable de Volkswagen (VW), al término de agosto y su sucesor será el máximo ejecutivo de Porsche, Oliver Blume. La marcha de Diess se ha pactado por mutuo acuerdo.

En Puebla y Brasil, donde hay filiales de hay nerviosismo entre los directivos, porque según algunos cables internacionales de información han señalado que habrá cambios muy importantes en todo el consorcio. La siguiente es la historia del cambio en VW, ante el futur inmediato de vehículos eléctricos:

-En abril de 2018 el entonces responsable de la marca Volkswagen, Herbert Diess, fue nombrado Consejero Delegado del Grupo Volkswagen. Reemplazó a Matthias Müller, a su vez el sustituto del descabezado Martin Winterkorn, quien renunció al tercer día del escándalo de las emisiones en 2015.

 -Desde entonces, Diess ha pisado sobre el pedal del acelerador para que el Grupo VW enfrente un enorme cambio en pocos años, convirtiéndose en actor fundamental de la electromovilidad tanto en su marca principal como en las demás. Hoy día, el Grupo VW es tercero en la carrera, por detrás de Tesla y de BYD.

-Herbert Diess, de 63 años será reemplazado por Oliver Blume, el responsable de Porsche AG quien trabaja con el grupo desde 1994 y conoce la empresa bastante bien. Su nombramiento será efectivo el 1 de septiembre, manteniendo sus responsabilidades en Porsche.

-El actual Director Financiero de VW, Arno Antlitz, asumirá también el cargo de Director de Operaciones. El consejo de administración de la empresa se muestra agradecido con el trabajo de Diess, aparentemente se ha hecho todo de forma amistosa.

-Diess renovó su contrato hasta 2025 a finales de 2021 y este desenlace no parecía tan probable en este momento. Pero entrando más en detalle, su estilo de dirección y la agresiva transformación de VW le costó algunos enfrentamientos con los todopoderosos sindicatos pues costaría empleos.

-La digitalización y la conectividad han sido otros dos frentes donde Diess quiso impulsar a VW. En el Siglo XXI son componentes muy importantes para los nuevos vehículos y pueden significar el éxito o el fracaso del producto. 

-Para afrontar tanta transformación VW iba a necesitar mucho dinero. De hecho, a lo largo de este año está prevista la salida a bolsa de Porsche para captar capital. Diess también llevó a cabo numerosas medidas de ahorro de costos, como reducir la riqueza de la oferta en las marcas del Grupo.

-Diess y Blume han sido figuras clave en la contención de daños a la reputación de Volkswagen, Audi y Porsche luego continuación del escándalo de las emisiones diésel en 2015. Las tres marcas se vieron afectadas gravemente y el cambio de millones de coches salió carísimo.

-El Grupo VW quiso enmendar sus errores al enterrar el escándalo diésel con un futuro electrificado, conectado, digitalizado, ecológico, etc. Hay varios objetivos a largo plazo que dejarán al Grupo irreconocible hace solo unos años. Uno de ellos es superar a Tesla, algo cada vez más complicado.

-Diess llevaba en Volkswagen solo unos meses cuando estalló el escándalo, había sido captado desde otro fabricante rival, BMW. Aunque se le acusó de tener conocimiento de la manipulación, lo cierto es que poco pudo haber hecho al respecto y de momento no ha sido salpicado por el escándalo. Otros ejecutivos están siendo juzgados o fueron condenados.

-No se sabe que hará Diess, puede optar a un retiro dorado o trabajar para otro fabricante, firmas de consultoría. Dependerá del acuerdo al que hayan llegado. 

Al final de cuentas, el Grupo Volkswagen es uno de los más fuertes del mundo y tiene muchas transformaciones por delante en productos, niveles industriales y alianzas. Herbert Diess no hizo  todo lo que se propuso, pero deja al Grupo VW en mejor situación que cuando entró. Ese mérito no se le puede quitar.

La información anterior está contenida en el diario New York Times y diversos portales especializados como Motor.es y Road and Track.

En fin, como escribió Adrián Desiderato (Argentina, 1949), en su poema Playa de Estacionamiento:

Subió en un Ford Futura,

en un Embajador Rambler,

en un Torino Gran Routier,

after on peugeot 504,

un fiat 1600,

un mercedes dos veinte,

luego en un chevrolet super sport,

en un volkswagen importado,

en un dodge polara,

cuando dieron las 20,

subió a su corazón

y se fue silbando hacia lo humilde.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.