Solo para enterados… 

El próximo 21 de noviembre en Qatar, país del Medio Oriente, se iniciará la 22  edición de la Copa del Mundo FIFA, en la que participará la selección mexicana. En 2018 al concluir la justa número 21, en Rusia, los dueños del equipo mexicano, que solo participó en los octavos de final, se dieron a la tarea de iniciar la búsqueda de un nuevo entrenador  para preparar al equipo durante los siguientes 4 años y obtener su pase a Qatar.

 Esta es la práctica cuatrienal para encontrar al técnico nacional o extranjero que tendrá el trabajo de llevar a la oncena futbolera al Mundial FIFA con la esperanza de llegar a cuartos de final. Fue así que en enero de 2019  el exfutbolista argentino Gerardo “Tata” Martino, fue presentado como el nuevo director técnico de la selección para las eliminatorias y su posterior calificación a la justa mundialista de 2022. Llenó las expectativas de directivos de equipos y de los fanáticos. Durante más de 3 años su labor no ha estado exento de duras críticas de la fanaticada y de la prensa especializada por no presentar un equipo sólido; por otro lado el “Tata” cuenta con el apoyo tanto de jugadores como de los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol  que lo han ratificado en el cargo. En fin, México tendrá su primer encuentro contra Polonia el día 22 de noviembre. 

Ahora hablemos de política. Desde el 2 de julio de 2018, conocido el arrollador, inédito, triunfo de Andrés Manuel López Obrador; el ganador en la elección presidencial, tomó el mando del país. Pero como dicen eso es harina de otro costal, o casi… 

Las coaliciones “Juntos haremos historia” de Morena, PT, PES” llevaron a López Obrador… “Todos por México” de PRI, PVEM,  fueron con José Antonio Meade Kuribreña… “Por México al frente” apuntaron a Ricardo Anaya Cortés, PAN, PRD, MC…y Jaime Rodríguez “el Bronco” se lanzó por la libre…compitieron 

…Y vino el shock. Los dirigentes de los partidos perdedores se quedaron pasmados. Y vinieron las protestas de muchos de sus correligionarios que siempre protestaron por la selección que hicieron de sus candidatos. Por el otro lado, como ocurre en toda competencia, las manifestaciones de alegría estuvieron a la orden día. 

Empezó a correr el tiempo que marca la democracia para la siguiente jugada y mientras los triunfadores pronto iniciaron sus jugadas para conservar el poder al que tanto aspiraban, los rivales parecía que estaban aislados, meditativos. Adormilados buscando causas de lo sucedido, enfrentamientos internos, como acontece después de las jugadas con derrotados y ganadores, ante el regocijo y enojo de los fans, se llegó a la primera entrada. Y encontraron la punta del hilo y le quitaron importantes puestos a los del conjunto morado ante el enojo del timonel que ya no pudo imponer su santa voluntad. 

Concluyó el primer tiempo y al reanudarse el segundo lapso, vinieron los cambios de jugadores. Durante el juego, no funcionaron en cuatro de los seis cambios. Nuevamente los exaltados partidarios se lanzaron contra las directivas y pidieron el despido ipso facto. 

Pronto, desde su palacio, el timonel y su equipo, que aumentó poder ante el beneplácito de su feligresía, se regodeo y se sumaron a las críticas que recibió el equipo aliancista ante la falta de triunfos y por no tener a jóvenes equiperos, figuras nuevas, sólidas, que refrescarán al team que componen figuras de los 70s, 80s, 90s, ídem a los de enfrente. De fuera y de dentro de la hirviente olla, conocedores, villamelones, claman por cambios, por transformaciones, etc… etc… 

A poco más de 5 meses, aun no se encuentra cual será el mejor equipo que conformará la selección de nuestro país y las protestas siguen… Y según las crónicas hay cientos o miles de mexicanos que ya se preparan para el turismo futbolístico…Y al frente el “Tata”, va… 

Volvamos a la política. El Presidente Andrés Manuel López Obrador, en algo que se observa como campaña, pero eso lo determinan los conocedores, ya designó a sus “corcholatas”, así las ha llamado: Claudia Sheinbam, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López: una de las cuáles representará a su partido, Morena, en las presidenciales del 24. También ha manifestado, en sus mañaneras que ya no debe haber “tapados”… y ante la ausencia de trabajo, por falta de acuerdos, porque no hay ningún prospecto de la oposición que tenga arrastre o ¿temor?, se mueven lentamente, y como siempre, peleando que grupo se queda con la dirigencia y el negocio que se da al interior de todos los partidos políticos, se ha permitido de sugerir los nombres de varios prospectos…de risa, pero así es la política en México. Sin interés de la mayor parte de los casi 100 millones de ciudadanos que aparecen en el Listado Nominal del Registro Nacional de Electores-RNE-, que pasado todo proceso electoral, torna a subida de confort. 

En junio del 24 será la elección por la Presidencia, la lucha soterrada se incrementa para acabar con el enemigo, rival, contrario pero dentro de los partidos e inician los coqueteos, ya existen, para cambiar de colores, algunos dicen que eso se llama traición, pero bueno… 

Un año antes del inicio formal del proceso electoral, Morena ya destapó sus cartas, sin que haya intervenido el vocero, perdón, presidente de su comité, Mario Delgado…Marco Cortés del PAN, Jesús Zambrano del PRD y Alejandro “Alito” Moreno, del PRI, capean el temporal dentro de sus institutos, “analizan las sugerencias” que les llegaron de “arriba” y esperan “los tiempos del señor”…tan…tan… Hasta la próxima…D.M.