(Por: Carlos Loret de Mola)

Me pregunto si López Obrador está siguiendo el “método Lozoya” para conseguir los votos a favor de su contrarreforma eléctrica. El presidente se ha regodeado en decir que según las declaraciones del ex director general de Pemex, Lozoya sobornó diputados a cambio de sus votos a favor de la reforma energética de Enrique Peña Nieto.

¿Qué está pasando ahora? Que sin hacer ruido y en pleno proceso de aprobación del Presupuesto, los grupos parlamentarios negociaron en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) nuevas subvenciones que permitirán que reciban el próximo año más de 600 millones de pesos. Tres veces más de lo que estaba programado. Una franca violación al Acuerdo de Austeridad del Poder Legislativo.

Mientras discuten el presupuesto y se alistan para debatir la contrarreforma eléctrica de López Obrador, las bancadas aprovecharon para negociar y autorregalarse una millonada: el nuevo acuerdo de la Jucopo, que entró en vigor el 1 de noviembre, incluye un truco sensacional: baja el pago fijo mensual de 1.5 millones de pesos que recibía cada grupo parlamentario a 1.2 millones de pesos, pero le agrega un monto variable de 17 mil pesos extras por cada diputado que tengan. Esta nueva subvención variable ponderada por legislador es asignada mensualmente para cubrir los gastos referentes al “apoyo de las actividades en materia de consultoría y gestoría del Grupo Parlamentario”.

Con la modificación, ya en cifras anuales, el gasto total en este rubro será de 203 millones lo cual es superior, en casi 77 millones, a lo obtenido el año anterior. Este monto será repartido en números redondos de la siguiente manera: el Grupo Parlamentario que más recibirá es Morena con 55 millones de pesos anuales, ¡37 millones más que con el cálculo anterior! El PAN recibe 19 millones adicionales; el PRI, casi 11 millones extras; el Partido Verde, 5 millones; el PT, poco más de 3 millones; Movimiento Ciudadano se queda casi igual, con un millón adicional por año; y el PRD tiene una pérdida de medio millón anual.

Este regalito se suma a los 67 mil pesos que seguirá recibiendo cada legislador en el rubro de subvención ordinaria variable, dándole a las bancadas montos anuales verdaderamente jugosos: Morena, 217 millones; PAN, 129 millones; PRI, 86 millones; PVEM, 57 millones; PT, 48 millones; MC, 38 millones; y PRD, 29 millones.

Con los 203 millones de la nueva subvención ponderada, más los 401 millones originalmente contemplados como subvención variable anual reciben ¡más de 600 millones de pesos!…

Lo más escandaloso del asunto es que estos millones llegan directo a cada bancada para, repartir, hacer, justificar, comprobar y fiscalizar a sus anchas. Es decir, ellos solicitan el aumento, ellos se lo aprueban, ellos lo reciben, ellos lo gastan, ellos lo comprueban y ellos se fiscalizan. Jaque mate.

Me dicen que el PAN y MC no han firmado el acuerdo para repartirse estos 600 millones, pero sus firmas no son necesarias porque basta una mayoría… y Morena y PRI ya lo votaron juntos. Veremos si se les hace costumbre.

SACIAMORBOS

Ni las gracias le dio a Santiago Nieto. No lo hizo en el comunicado, no lo hizo en la mañanera. Y eso que lo invitaron a la boda, y hasta de testigo. Cuando declinó estaba mandando un mensaje. Parece que no lo recibieron… o sí.