Inicio

Murió este sábado Enrique Montero Ponce, leyenda del periodismo en México

PUEBLA.- Enero 4 del 2020.- (Tomado de Tribuna Radio).- Don Enrique Montero Ponce ejerció el periodismo durante más de 70 años, convirtiéndose en un hombre histórico para Puebla y en una leyenda del periodismo, al conseguir tres certificados de Guinness World Records por encabezar ininterrumpidamente durante 50 años, el noticiario radiofónico “Tribuna Noticias”, antes llamado “Esquina” y “Tribuna de la mañana”, con más de 18 mil emisiones.

Aunque ya contaba con reconocimiento, fue el 31 de octubre de 1969 cuando Don Enrique comenzó el noticiario radiofónico que le permitió apoyar a miles de poblanos quienes se acercaron a solicitar su ayuda ante algún conflicto, además de informar con oportunidad de los hechos que marcaron Puebla en el ámbito político, social, empresarial, cultural y deportivo. Trabajo por el cual alcanzó el reconocimiento total que ahora trascenderá con su recuerdo y los documentos que lo respaldan.

DON ENRIQUE MONTERO PONCE

Don Enrique aprendió a leer tempranamente por el impulso de conocer las noticias deportivas en el periódico “La Afición”, posteriormente sintió la vocación periodística siendo apenas un joven de secundaria, cuando redactó el discurso de clausura escolar y conmovió a su escuela.

Es considerado pionero del periodismo radiofónico en Puebla, pues encabezó el primer espacio informativo de la radio, el cual mantuvo por más de medio siglo y continúa. En Tribuna Comunicación fue nombrado director general, cargo que desempeñó hasta sus últimos días.

Dentro de su trayectoria, recibió el Premio Nacional de Periodismo de México en radiodifusión por su labor en XEHR de 1980, el Premio en categoría editorial, otorgado por la Universidad de las Américas de 1981, el reconocimiento de Guiness World por mantener el programa radiofónico de noticias de forma ininterrumpida durante más de 50 años.

Además escribió y publicó tres libros: “La Aventura de Vivir” en 2018, “Toda una Vida a Mi Manera” en 2009 y ¿Y ahora qué, Enrique? en 2012.